El Comercio

El Gobierno señala a Puigdemont el camino del plan Ibarretxe

video

Sáenz de Santamaría, junto a Rajoy. / Efe

  • Sáenz de Santamaría invita al presidente catalán a debatir su propuesta de referéndum en las Cortes Generales

  • Fuentes del Ejecutivo creen que la vía que debería activar Puigdemont es la de la reforma constitucional

Antes incluso de que el próximo lunes Carles Puigdemont aterrice en Madrid con su última oferta al Gobierno para negociar el referéndum independentista en Cataluña, el Consejo de Ministros ha anticipado su respuesta. El Ejecutivo invita al presidente catalán a debatir sus planteamientos en las Cortes Generales. “Debe acudir a plantear sus propuestas en el marco de las reglas de nuestra democracia”, ha defendido la vicepresidenta.

El Ejecutivo garantiza a Puigdemont “colaboración” para que el debate se produzca “con la mayor agilidad posible” y da por sentado que las fuerzas políticas no pondrán inconvenientes. Según Soraya Sáenz de Santamaría, tanto el PSOE como Ciudadanos, han estado “siempre puntualmente informados” de la gestión del Gobierno en el conflicto con Cataluña y también de esta nueva oferta de diálogo. “Mantenemos una interlocución constante y fluida”, ha insistido.

No ha especificado el formato al que podría acogerse Puigdemont, pero ha reiterado a lo largo de la rueda de prensa que existen “precedentes” en las Cortes Generales. Uno de ellos es el del plan que el exlehendakari, Juan José Ibarretxe, llevó al Congreso y que reivindicaba el derecho de autodeterminación del País Vasco. En febrero de 2005, sin embargo, la Cámara baja tumbó la iniciativa.

Lo que Ibarretxe formuló fue una reforma de su estatuto de autonomía. En este caso, en cambio, si el objetivo de Puigdemont es convocar un referéndum de independencia, la vía que debería activar, según fuentes gubernamentales, es la de un cambio en la Constitución.

Y para ello, apuntan las mismas voces, lo más oportuno es que establezca un diálogo directo con los grupos parlamentarios y ceje en su empeño de negociar con el Gobierno la convocatoria de la consulta. “El señor Puigdemont tiene un cauce democrático para lograr lo que desea -ha señalado Sáenz de Santamaría-; (…) en 1978 decidimos dejar de ser una dictadura, y en democracia es en las Cortes Generales donde se debaten asuntos tan importantes para el país”.

En la Moncloa aseguran que la invitación no es nueva, que en septiembre de 2012 Mariano Rajoy ya instó a Artur Mas a acudir a las Cortes Generales para intentar conseguir sus metas. En todo caso, el informe de la vicepresidenta se ha sometido a debate en el Consejo de Ministros. Todos los presentes han intervenido sin exponer discrepancias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate