El Comercio

El Principado teme que el nuevo cupo vasco penalice la financiación de Asturias

  • Fernández pide claridad en la explicación de su cálculo, mientras IU tilda de «irresponsable» el acuerdo de PP y PNV y reclama más beligerancia al Gobierno regional

El acuerdo de PP y PNV que revisa el cálculo del cupo en beneficio del País Vasco es motivo de inquietud en Asturias. Preocupación que ayer evidenció en la Junta General el presidente del Principado, Javier Fernández, que reclamó una explicación transparente ante el temor a que una sobrefinanciación de la comunidad foral derive en la «infrafinanciación» de las regiones de régimen común.

El cálculo del cupo es «un arcano, una caja negra», dijo, porque «se desconoce» cómo se llega a las cifras que han cerrado PP y PNV en un pacto que permitirá al Gobierno de Mariano Rajoy sacar adelante el presupuesto de 2017. Las cantidades deben explicarse con «claridad y transparencia», indicó.

Fue la respuesta del jefe del Ejecutivo a la pregunta realizada por el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, que consideró el pacto de populares y nacionalistas un «ejercicio de irresponsabilidad» que no se puede explicar desde la justificación de la necesidad de aprobar unos presupuestos. Señaló, además, que el cambio ahondará en la sobrefinanciación del País Vasco.

Llamazares agradeció el gesto del experto asturiano, Carlos Monasterio, de abandonar la comisión que aborda la reforma de la financiación autonómica en protesta por el nuevo cálculo del cupo, al entender que el Gobierno central da la espalda a sus trabajos. Y pidió al Ejecutivo regional la misma contundencia en su respuesta, abogando por dejar vacía su silla y abordar el debate desde la perspectiva política. Entre otras cosas, forjando alianzas con otras comunidades a modo de frente común.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate