El Comercio
La Casa Consistorial de Cabañaquinta, ayer.
La Casa Consistorial de Cabañaquinta, ayer. / J. C. ROMÁN

La UCO recaba en Aller datos sobre la parcela del geriátrico

  • Dos agentes reclamaron en el Ayuntamiento todo el expediente urbanístico y la licencia de obra de la residencia de Felechosa

Fue una actuación completamente de incógnito que cogió en el concejo a muchos por sorpresa. Y es que a las doce del mediodía de ayer entraron dos agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) a la Casa Consistorial de Cabañaquinta, en Aller, dentro de la 'operación Hulla'. ¿Qué buscaban? «El expediente urbanístico y la licencia de obra del geriátrico del Montepío de la Minera», confirmó el alcalde, David Moreno. El equipamiento, que se encuentra en Felechosa, y su construcción son centro de las investigaciones sobre el posible enriquecimiento ilícito del ex secretario general del SOMA, José Ángel Villa, y de uno de sus máximos colaboradores dentro del sindicato minero y que fue presidente de la mutualidad, José Antonio Postigo.

«Los funcionarios -continuaba el regidor- no registraron nada de las dependencias municipales, simplemente se dirigieron a la Secretaría, donde reclamaron la documentación. Y, como no podía ser de otra manera, se les facilitó». Abandonaron las dependencias una hora después.

El volumen del papel requerido era «enorme», ya que además se encuentra todo lo relacionado con la cesión de la parcela municipal y las expropiaciones de otras fincas para la construcción del equipamiento geriátrico de la mutualidad minera en Felechosa. «Al final se llevaron el expediente original, porque era casi imposible hacer copia compulsada de todo ello», afirmó el alcalde.

Lo curioso de esta operación de la UCO, por eso la sorpresa de muchos, es que había concejales -incluido el propio regidor- que no se enteraron de la llegada de los agentes de la Guardia Civil. «Yo me marché antes de su llegada del Ayuntamiento y, la verdad, es que nadie me llamó ni preguntó por mí». Ya en tono distendido, Moreno -a modo de queja irónica- señaló que «aquí no van a encontrar el origen dinero (en referencia a los 1,7 millones de euros que regularizaron Villa y Postigo en la última amnistía fiscal), porque en los ayuntamientos no hay un duro».

Otros portavoces, como Pablo González, de Foro, se enteraron por EL COMERCIO de la entrada de la UCO en la Casa Consistorial, mientras que para Marián Iglesias de IU también fue una sorpresa. «Es que no estábamos en dependencias municipales». Antonio del Peño, del PP, sí que pudo confirmar que hubo agentes en el Ayuntamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate