El Comercio

El secretario general del SOMA se perfila como miembro del comité federal

El secretario general del SOMA, José Luis Alperi, en el acto de homenaje a Manuel Llaneza del pasado febrero en Mieres.
El secretario general del SOMA, José Luis Alperi, en el acto de homenaje a Manuel Llaneza del pasado febrero en Mieres. / J. M. PARDO
  • José Luis Alperi es un referente del ‘sanchismo’ regional; en la ejecutiva, Hugo Morán llevará temas medioambientales y Luisa Carcedo, de política social

El secretario general del SOMA, José Luis Alperi, se perfila como principal novedad asturiana en el remozado comité federal que saldrá del congreso que los socialistas celebran entre hoy y mañana en Madrid. El líder del sindicato minero fue uno de los apoyos más firmes de Pedro Sánchez en el Principado en su intento por recuperar el liderazgo del PSOE y los resultados se pudieron observar en las primarias, con la cuenca volcada mayoritariamente en apoyo del ya secretario general. En cuanto a la ejecutiva, con Adriana Lastra ya casi ejerciendo como vicesecretaria general –ayer fue la encargada de visitar el recinto donde se celebra el cónclave– solo a falta de la ratificación, se van puliendo los últimos detalles y perfilando los ámbitos de actuación de cada uno de sus integrantes, con Hugo Morán destinado al capítulo medioambiental y Luisa Carcedo, al de la política social.

A la composición de la ejecutiva, el órgano directivo del partido, solo le quedan, pues, pequeños retoques. La presencia asturiana es muy notable, con Lastra como número dos, con María Luisa Carcedo –otra de las personas de la máxima confianza de Sánchez– como parte activa de la misma y con la vuelta al primer plano de Hugo Morán, que ya estuvo en la cúpula en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero, primero, y de Alfredo Pérez Rubalcaba después. La participación de tres asturianos en el ‘núcleo duro’ es considerada un éxito por parte de los ‘sanchistas’ asturianos, que consideran, según admite uno de ellos, que «los intereses de la comunidad no podrían estar mejor representados».

En cuanto al sector oficial de la Federación Socialista Asturiana, los ‘javieristas’, se daba por descontado que Lastra ocuparía un puesto de relevancia en la dirección, así que el papel asignado a la diputada asturiana, con la que la relación es prácticamente inexistente, se asumió con cierta resignación. Eso no fue óbice para que algunos de quienes apoyaron a Susana Díaz frente a Pedro Sánchez en las primarias, caso del secretario general de Juventudes Socialistas y diputado en la Junta General del Principado, Nino Torre, la felicitase ayer en público. «En candidaturas diferentes, pero la conozco desde hace muchos años y la he visto crecer en Juventudes de Asturias. Se lo merece. Enhorabuena», escribió. «Gracias, compañero», le contestó Lastra.

Con la ejecutiva ya prácticamente rematada, queda por conocer cómo queda el comité federal, máximo órgano del partido entre congresos, que será parcialmente renovado en este cónclave. En el caso de Asturias son tres integrantes a designar, puestos que ahora ocupan Eduardo Donaire, Dolores Álvarez Campillo y Cecilia Pérez.

Es previsible que la renovación afecte a los tres puestos, como también que uno de ellos sea ocupado por el secretario general del SOMA. Alperi jugó un papel muy relevante en la movilización de las comarcas mineras en apoyo de Sánchez y su predicamento en las cuencas es muy fuerte. De él también se valora la moderación en su discurso y en ese sentido se citan sus recientes palabras pidiendo «sosiego» en el partido en pos de conformar un PSOE fuerte y con opciones de volver a ganar las elecciones.

No es casual que las cuencas fueran uno de los graneros de votos de Sánchez en Asturias, que precisamente visitó la zona –en concreto El Entrego– cuando decidió volver a pelear por el liderazgo socialista. En ese contexto encaja la presencia de Alperi en el comité federal.

Proyecto «sólido y solvente»

Todo ello, la ejecutiva y el comité federal, deberán ratificarse en el congreso que comienza hoy y cuyas instalaciones visitó ayer Lastra. La futura vicesecretaria general hizo una lectura del cónclave muy positiva, ajena a las batallas internas y que servirá, profetizó, para «poner rumbo a la Moncloa» a partir de un proyecto político «sólido, solvente y de izquierdas» que sitúe al PSOEcomo clara alternativa al PP.

«El objetivo es unir al partido y recuperar la confianza de los electores», dijo Lastra, segura de que a partir de esa unidad crecerá un PSOE «más grande y mejor».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate