El Comercio

La propuesta 'sanchista' en defensa del carbón nacional sale adelante con polémica

Francisco Blanco y José Luis Alperi, ayer, al inicio del congreso.
Francisco Blanco y José Luis Alperi, ayer, al inicio del congreso. / IÑAKI MARTÍNEZ
  • Los afines al secretario general garantizan la apuesta por la minería, reflejada en la ponencia, mientras los 'oficialistas' comparten el discurso, pero dudan de su eficacia

La ponencia del congreso del PSOE contempla, en el marco de una transición energética hacia un modelo 'verde', dar continuidad al sector del carbón y asegurar un horizonte de futuro a las cuencas mineras. El cónclave dio luz verde a la propuesta planteada por los 'sanchistas' asturianos en un clima de tensión en la delegación regional, aunque más por discrepancias de forma que de fondo. Igualmente se aprobó otra iniciativa, en este caso planteada por el sector oficial de la Federación Socialista Asturiana, que en las primarias apoyó a Susana Díaz, en defensa de una tarifa eléctrica justa para la gran industria del Principado.

No hay diferencias entre los dos sectores del socialismo asturiano, si acaso de matiz, respecto de la apuesta por la continuidad del carbón, así que fue una chispa externa lo que activó la polémica. Se trató de la intervención en el acto de apertura del congreso, en primer lugar, de Juan Carlos del Olmo, secretario general de la organización ecologista WWF y miembro del jurado de los Premios Princesa de Asturias. Su defensa de un nuevo modelo energético basado en la «descarbonización» enervó a los 'oficialistas' asturianos. En público, el diputado Marcelino Marcos Líndez habló de «preocupación» por el hecho de que el PSOE de Pedro Sánchez pudiera avalar esa tesis. En privado, algunos dirigentes hablaron de «asombro» por el hecho de que el cónclave diera cobijo a ese planteamiento y leyeron una «bofetada» del nuevo secretario general al SOMA. También lamentaron que el grueso de las referencias al carbón se situaran en el preámbulo de la ponencia y no en su articulado, algo que, a su juicio, merma su efectividad práctica.

Poco tardaron los 'sanchistas' en responder. Lo hicieron tanto el secretario general del sindicato minero, José Luis Alperi, como el alcalde de Laviana, Adrián Barbón. Y los dos en el mismo sentido. Ambos recalcaron que nadie discute la necesidad de una transición energética hacia un modelo más sostenible medioambientalmente, pero también dejaron claro que las energías renovables, por sí solas, «no son suficientes» para cubrir la demanda y que el carbón cubre un hueco como fuente de respaldo que es y seguirá siendo necesario. Los partidarios de Pedro Sánchez afearon al resto de la delegación sus «ganas de enredar» con este asunto.

Prueba de que el nuevo PSOE cuenta con el carbón nacional, argumentaron los 'sanchistas', es la referencia que hace al sector la ponencia política del congreso, principalmente en el preámbulo pero también a través de un punto concreto del articulado. El texto apunta al año 2050 como fecha para contar con un sistema nacional de generación de energía eléctrica libre de emisiones. Pero precisa que, mientras tanto, y en el contexto de una transición «justa», se apostará por el consumo del mineral nacional como garantía de «seguridad del suministro y reducción de la dependencia energética». Y por avanzar en el desarrollo de las tecnologías de carbón 'limpio'.

El documento plantea la necesidad de alternativas para reactivar unas cuencas mineras «víctimas del injustificado abandono» del Gobierno del PP. Entre otras cosas, y en el marco de una apuesta por su reindustrialización, establece la garantía de empleo a los trabajadores de los sectores que se vean afectados por estos procesos de reconversión.

Evitar la deslocalización

Del cónclave federal salió el compromiso de diseñar una tarifa eléctrica que se acomode a las necesidades de la industria asturiana, castigada por unos costes elevados y necesitada, según el sector, de un modelo que evite deslocalizaciones. La iniciativa fue presentada por el sector oficial de la FSA y defendida por el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate