El Comercio

Francisco Granados: «Si Dios me da fuerzas, voy a desmontar todo esto»

Granados, a la salida de la cárcel.

Granados, a la salida de la cárcel. / Santi Donaire (Efe)

  • «Cifuentes me mandó a sus abogados para que en lugar de estar dos años en prisión estuviera cuatro», acusa el cabecilla de la trama Púnica

El exconsejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid durante el gobierno de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, pedirá responsabilidades por haber sido señalado como uno de los principales 'cabecillas' de la trama Púnica. "Si Dios me da fuerzas, voy a desmontar todo esto y no sólo eso, pediré responsabilidades", ha asegurado este domingo en 'La Marimorena' de 13 TV. No obstante, Granados ha afirmado que "jamás" va a "perjudicar" a su partido, el PP, y que no va a "tirar de la manta" porque "no hay". "Me piden que tire de la manta, que no hay, y que reconozca delitos que no conozco".

Granados ha asegurado que es inocente y ha indicado que los informes que le incluyen a él en la 'operación Púnica' son "falsos". "No hay ni un solo indicio, hay mucha especulación e informes basados en la nada", ha señalado Granados, que atribuye al "aparato del Estado" la existencia de informes "opinativos" que le culpan por tener dinero en una cuenta suiza que, según ha dicho, ya no existía cuando se dio a conocer la trama.

"El dinero del que se habla es de antes de que comenzara mi actividad en política", se ha defendido el antiguo cargo en la Comunidad de Madrid. También niega que se haya acogido a una amnistía fiscal. "Cuando se investigue, se demostrará que el dinero es de antes de mi llegada al ayuntamiento de Valdemoro", ha incidido el madrileño, que expresa que "todo" lo que tiene que ver con la trama es ese dinero que tenía de antes de entrar en política.

Granados también ha señalado que "nunca" ha sido socio del empresario David Marjaliza, ni ha tenido "ningún negocio de ningún tipo" con él. Del empresario ha dicho que "miente como si no hubiera un mañana" y que lo hace "para tener beneficios judiciales". Sin embargo, sí ha admitido que tenía "una relación personal" con él.

Por otro lado, ha cargado contra Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, anterior y actual presidentas de la Comunidad de Madrid, respectivamente. En concreto, ha indicado que Aguirre llevaba las cuenta de la región "como las de su casa", mientras que de Cifuentes ha criticado su disposición para verle en la cárcel más tiempo: "Me mandó a sus abogados para que en lugar de estar dos años en prisión estuviera cuatro", informa el programa de televisión en su cuenta de Twitter.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate