El Comercio

El Montepío denuncia a Villa y a Postigo por delito societario

José Ángel Fernández Villa (con el puño en alto) junto a José Antonio Postigo, en mayo de 2013.
José Ángel Fernández Villa (con el puño en alto) junto a José Antonio Postigo, en mayo de 2013. / EFE
  • La mutualidad se presenta como acusación particular en el ‘caso Hulla’ y considera que ambos investigados han dañado «su imagen» y «sus actividades»

El Montepío de la Minería se suma a la causa abierta en los juzgados de Oviedo contra José Ángel Fernández Villa, ex secretario general del SOMA-Fitag-UGT, y José Antonio Postigo, expresidente de la mutualidad, iniciada por la Fiscalía Anticorrupción. Además de presentarse como acusación particular para ejercer acciones penales y civiles, sus responsables anuncian una querella penal contra Villa y Postigo por la presunta comisión de un delito societario. Consideran que ambos –junto al resto de investigados– han causado «un daño evidente» al Montepío que «suponen delitos que ofenden y perjudican a la mutualidad y a sus actividades».

El ‘caso Hulla’ suma de momento 16 investigados, a la espera de posibles testificales y pruebas documentales que amplíen la operación. A raíz de que ambos investigados regularizaran algo más de 1,6 millones de euros aprovechando la amnistía de 2012, la Guardia Civil puso en el punto de mira la obra del geriátrico de Felechosa y la subvención de 27,6 millones que concedió en su día el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón (IRCM) al Montepío para la residencia.

Cuatro meses después de la llegada de Juan José González Pulgar a la presidencia del Montepío (fue el 30 de junio de 2014), la mutualidad se puso a disposición de la Fiscalía Anticorrupción para aportar documentación y ampliar información a fin de esclarecer «de manera limpia y transparente» la trama. Su colaboración fue esencial para resolver puntos claves. Ahora, han decidido dar un paso más. Ylo hacen porque durante todo el proceso entienden que se ha dañado la imagen del Montepío. La denuncia a José Ángel Fernández Villa y José Antonio Postigo por delito societario la hacen extensible al resto de investigados y entidades que colaboraron en perjudicar su imagen.

Desde un principio la investigación apuntó a un enriquecimiento patrimonial «injustificado» y «extraordinario» de Postigo mientras ocupaba la presidencia de la mutualidad. Su actual pareja sentimental, Dorina Bicher, llegó a estar al frente de la dirección del residencial que el Montepío tiene en Los Alcázares (Murcia). Esta última llegó al cargo en enero de 2012. En octubre de 2014, Pulgar, le comunica su despido por «falta grave». Además de los hechos que se les imputan al expresidente, junto a su pareja sentimental crearon una empresa para blanquear dinero con los servicios de limpieza que no llegaron a realizar.

A falta de esclarecer la cantidad que pudo llevarse Postigo durante su etapa al frente del Montepío, los agentes están convencidos de que se llevó mucho más dinero ilegalmente. No explican cómo, si no, pudo mantener su ritmo de vida y pagar facturas sin sacar dinero ni en ventanilla ni con tarjetas. Su mayor incremento patrimonial fue entre 2006 y 2014. Ocho años en los que amasaría la fortuna de, al menos, 926.000 euros.

Tribunal de Cuentas

Ciudadanos pedirá al Tribunal de Cuentas que evalúe la gestión realizada con los fondos mineros del Ministerio de Industria. Consideran que hay «empezar a desentrañar» lo que se hizo con unos fondos que destinaron a Asturias más de 3.000 millones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate