El Comercio

La Junta aprueba la rebaja de Sucesiones con una izquierda dividida

  • Podemos e IU reprochan al PSOE que se eche en brazos del PP

El pleno de la Junta General aprobó esta mañana la rebaja del impuesto de Sucesiones pactada por PSOE y PP. Un acuerdo que eleva el mínimo exento a 300.000 euros y que soliviantó a las fuerzas de la izquierda. Tanto Podemos como IU reprocharon al Gobierno que se eche en brazos del PP, constatando la división de las fuerzas de la izquierda asturiana y el riesgo de que el bloqueo político se mantenga otros dos años.

La reforma satisfizo al Gobierno en la medida en que gracias al acuerdo logró sacar adelante el presupuesto de 2017, y al PP, que puede sacar pecho con una rebaja fiscal que a buen seguro exprimirá en clave electoral. Ciudadanos le dio el visto bueno aun remarcando que no es su proyecto, mientras Foro lo tildó de "remiendo legislativo".

El debate se calentó por momentos. El portavoz de Podemos, Enrique López, echó en cara al PP los casos de corrupción que le afectan. "Sus intervenciones parlamentarias me producen asco", le replicó la presidenta popular, Mercedes Fernández.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate