El Comercio

Descartan supervivientes en la zona en la que desaparecieron Zerain y Galván

Descartan supervivientes en la zona en la que desaparecieron Zerain y Galván
  • El helicóptero de rescate que ha conseguido sobrevolar el área encuentra evidencias de una avalancha en el lugar en el que la radiobaliza del montañero alavés dejó de emitir

El helicóptero de rescate que se ha dirigido a la zona del Nanga Parbat donde desapareció el montañero alavés Alberto Zerain ha descubierto los restos de una gran avalancha en el mismo lugar en el que la radiobaliza que portaba el deportista desaparecido dejó de emitir. Según el equipo del propio escalador, las condiciones en las que han encontrado el lugar no dejan otra opción que «descartar que se puedan encontrar supervivientes».

Tal y como estaba previsto esta mañana, con buen tiempo, a las 6 horas (horario pakistaní) se puso en marcha el helicóptero del ejército saliendo de su base en Skardu hacia el campo base del Nanga Parbat, donde aterrizó para recoger al montañero rumano Alex Gavan que ya participó en el vuelo del pasado miércoles suspendido por las malas condiciones meteorológicas.

En un primer vuelo no vieron nada desde arriba, parando a repostar tras tres horas sobrevolando la zona. Pero fue en el segundo vuelo cuando, recorriendo por encima de los siete mil metros de altura, alcanzando hasta los 7.400, vieron desde arriba perfectamente la última posición que señaló el racetracker que llevaba Alberto Zerain.

Es allí donde se ha visionado claramente una placa de nieve desprendida que terminaba formando un alud. Una «situación que, tristemente, lleva a descartar la posibilidad de supervivientes», según acaba de señalar la oficina de Prensa de Saunier Duval, patrocinadora del proyecto 'Actitud Zerain' y '2x14x8000'.

Según todas las indicaciones y con estas premisas, el rescate se da por terminado, estando ahora a la espera de un comunicado oficial que emitirá la familia desde Vitoria.

Ruta alternativa

Alberto Zerain emprenderá y su compañero Mariano Galván estaban comprometidos en el proyecto '2x14x8.000', con el que pretendían doblar el ascenso a los ochomiles. Zerain eligió para esta aventura el ascenso a través de la arista Mazeno, una vía por la que solo se había conseguido llegar a la cumbre en 2012, en una expedición de los escoceses Sandy Allan y Rick Allen.. El propio himalayista alavés había intentado superar ese complicado paso en 2011 pero no lo consiguió por las adversas condiciones climatológicas.

En las declaraciones previas a intentar el ascenso al Nanga Parbat, Zerain aseguró que se sentía fuerte físicamente tras haber hecho cumbre en el Annapurna pero era consciente de las dificultades del camino elegido. «La dimensión de este tipo de montaña requiere que hagas una fotografía y que sepas interpretarla», aseguró a comienzos de junio. El alavés, en todo caso, ya había previsto una ruta alternativa en el caso de que las complicaciones logísticas y la nieve profunda prevista en la zona impidieran atravesar la arista. El sábado pasado, sin embargo, esa complicada ruta se volvió en contra del escalador vasco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate