Barbón responde a los que piden al PSOE que negocie los presupuestos: «Un no tan grande como el Picu Urriellu»

Barbón responde a los que piden al PSOE que negocie los presupuestos: «Un no tan grande como el Picu Urriellu»

«La pluralidad no puede significar bloqueo y todos tenemos que poner de nuestro lado», señala tras la falta de acuerdo presupuestario

EUROPA PRESS

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE, Adrián Barbón, no contempla la posibilidad de que el PSOE entre a negociar los presupuestos generales del Estado (PGE) de 2018 con el PP. El dirigente socialista asturiano es consciente de que son muchas las presiones para que los socialistas acuerden con los 'populares', pero él lo tiene claro y su respuesta es "un no tan grande como el Picu Urriellu", en referencia a la montaña asturiana también conocida como Naranjo de Bulnes, que presenta una gran dificultad para los escaladores y que supera los 2.500 metros de altura.

En una entrevista concedida a Europa Press, Barbón ha dicho que el PP puede buscar una mayoría, tal y como hizo con los PGE de 2017, cuando los sacó adelante con el respaldo de Ciudadanos, PNV, Foro Asturias, UPN, Coalición Canaria y Nueva Canarias. Esa mayoría, según Barbón, es la prueba de que el PSOE no debió haberse abstenido cuando Mariano Rajoy fue investido presidente.

"Claro, lo fácil es tirar de la abstención del PSOE, como pasó en la investidura de Rajoy", ha señalado Barbón, que continúa sin entender qué bien significó para el país que haya un gobierno del PP. "Creo además que la mayoría de la ciudadanía española y asturiana piensa como yo", ha apuntado.

Barbón, que siempre se ha posicionado a favor del actual secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, fue proclamado secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA)-PSOE en el Congreso Autonómico de finales de septiembre de 2017. Desde entonces sustituye en el cargo al que fuera presidente de la gestora del PSOE y actual presidente de Asturias, Javier Fernández.

El nuevo líder de los socialistas asturianos insiste en las "profundas diferencias ideológicas" que separan a PSOE y PP. La abstención en la investidura de Rajoy fue una decisión "errónea" de su partido que Barbón espera no se plantee en el futuro.

"Yo lo tengo muy claro, no se puede permitir unos presupuestos del PP que lo único que suponen es más deterioro de los servicios públicos y que suponen más empobrecimiento de los ciudadanos; no podemos colaborar con un gobierno como el PP, que hace aguas por todos lados, que cada día manifiesta más su incompetencia y cuyas políticas responde a una ideología que nosotros no compartimos", ha subrayado.

Son muchas las críticas que ha lanzado el dirigente socialista asturiano a las políticas 'populares', empezando por las relativas a la política energética, un asunto en el que ha llegado a acusar al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, de no decir la verdad.

"Cada vez que escucho a Nadal se me ponen los pelos como escarpias", ha reconocido. Como ejemplo ha puesto la problemática derivada del anuncio de cierre por parte de Iberdrola de centrales térmicas, entre ellas la asturiana de Lada (Langreo).

Nadal, cuando le han preguntado sobre el asunto, ha argumentado que quiere que esas instalaciones sigan en funcionamiento y que el Ejecutivo prepara un decreto ley para garantizar el funcionamiento de plantas viables y solventes, como es el caso.

Sin embargo, Barbón ha replicado que además de lo difícil que sería aplicar con carácter retroactivo una norma así, en realidad Nadal no la necesita si de verdad quiere impedir el cierre.

Según el socialista, el Ministro ya podría intervenir y denegar los cierres con la actual ley del Sector Eléctrico si tuviera esa voluntad política en serio. El trasfondo real de las intenciones de Nadal para aprobar el decreto ley del que habla, según Barbón, no son las térmicas, sino las centrales nucleares. "En el fondo, el problema de Nadal son las nucleares y quiere utilizar este decreto para mantener la actividad de esas instalaciones", ha señalado.

Barbón también ha criticado a Iberdrola por envolverse en un discurso público contra las centrales de carbón y ocultar sus verdaderos intereses. "¿Por qué no habla claro", se ha preguntado el líder socialista asturiano. Considera que el problema que tiene la compañía es que ya tiene amortizadas esas térmicas y sufre un problema con sus ciclos combinados de gas, que son infrautilizados.

"A mí no me la dan, los ciudadanos tienen que saber que lo que buscan es cerrar las térmicas para activar sus ciclos combinados y que les salga más rentable", ha dicho. "Y que no nos vendan motos, les importa un pepino la ecología, porque los ciclos combinados también contaminan", ha añadido.

Volviendo a las políticas del Gobierno de Rajoy, Adrián Barbón ha mostrado su enfado con el Ejecutivo por no aportar recursos para aplicar las acciones recogidas en el Pacto de Estado contra la Violencia de Género. "Es una indecencia", ha criticado Barbón.

Si las políticas actuales no sirven y las medidas no funcionan frente a la lacra de la violencia machista, tras el alto número de crímenes, Barbón ha dicho que es necesario avanzar y ser "más drástico".

Preguntado sobre si es monárquico, Barbón ha respondido que él siempre ha considerado que el sistema de elección es "mejor" para la jefatura de Estado. Pero ha dicho que existe una Constitución Española que fue fruto de un consenso amplio y que él acepta. Los cambios que puedan introducirse han de venir respaldados por un grado de acuerdo similar, ha apuntado.

El día en que Adrián Barbón pronunció su discurso una vez proclamado secretario general de la FSA-PSOE, el 1 de octubre de 2017, se estaban produciendo cargas policiales en Cataluña con motivo del referéndum de autodeterminación.

El socialista cree que no fueron proporcionales y considera que se actuó de forma más inteligente en la consulta del 9 de noviembre de 2014.

Esa proporcionalidad que Barbón defiende es la que llevó a aplicar el artículo 155 de la Constitución en el momento que se aplicó y de la manera que se hizo, ha argumentado, frente a aquellos que querían hacerlo antes y "poniendo tanques en las calles".

Ha restado Barbón relevancia al ascenso de Ciudadanos en las encuestas y lo ha atribuido a un "realineamiento" de la derecha política española. "El PP ya no da más de sí y necesita una sustitución por la derecha", ha dicho. Para él, el expresidente José María Aznar es uno de los "máximos avalistas" de la formación naranja.

En un momento de la entrevista, a Barbón se le ha mostrado una de las fotografías de Rodrigo Rato que circulan en redes sociales , en la que se ve al exministro relajado, sentado en la cubierta de un barco de recreo, con los pies encima de una mesa y bostezando.

El secretario general de la FSA ha reaccionado torciendo el gesto. "Demuestra un estilo de vida que responde a perfiles de personas que tuvieron mucho poder en este país", ha lamentado.

Ese tipo de personas, según Barbón, pierden todo el contacto con la sociedad. Reconoce el dirigente asturiano que él, siempre que puede, sale de la sede para hablar con la gente, aunque sea en la calle. Ya lo hacía, recuerda, cuando estaba al frente del Ayuntamiento de Laviana.

"Cuando no hablas con la gente y conoces de primera mano sus problemas corres el riesgo de vivir en una realidad paralela, porque los despachos tienden a aislar", ha subrayado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos