Adrián Barbón: «El PSOE está claramente unido»

Adrián Barbón deposita un ramo de flores sobre la tumba de Manuel Llaneza. A su lado, Adriana Lastra. /Damián Arienza
Adrián Barbón deposita un ramo de flores sobre la tumba de Manuel Llaneza. A su lado, Adriana Lastra. / Damián Arienza

«Una cosa es el ruido que se genera y otra la realidad», declara el secretario general de la FSA ante la ausencia de Javier Fernández en el homenaje a Manuel Llaneza

ANDRÉS SUÁREZ / ANA MORIYÓN

El secretario general de la FSA-PSOE, Adrián Barbón, presumió esta mañana de la «unidad» que ha recuperado el partido después de los tumultuosos acontecimientos de los últimos años, en un acto de homenaje a Manuel Llaneza en Mieres en el que tanto el PSOE como el SOMA sacaron músculo político y sindical al movilizar a un elevado número de asistentes. Fue una cita marcada por la ausencia del presidente del Principado, Javier Fernández, después de la polémica de los mensajes telefónicos y el posible boicot.

Varios centenares de personas acudieron el cementerio civil de Mieres al homenaje al fundador del SOMA, marcado este año por la ausencia de Fernández. Fue el consejero de Industria, Isaac Pola, el que acudió en representación del Gobierno. Del grupo parlamentario se pudo ver a Nuria Devesa. La plana mayor de la nueva mayoría del socialismo asturiano, con Barbón, la vicesecretaria general, Adriana Lastra, y Gimena Llamedo, Luisa Carcedo o Wenceslao López a la cabeza, no se perdieron la cita.

Más información

Tanto Barbón como Lastra pasaron por alto la ausencia del presidente regional. Barbón prefirió centrarse en la «unidad» que a su juicio ha recuperado el PSOE nacional y regional después de la brecha abierta con la abstención que facilitó la investidura de Mariano Rajoy. El secretario general esbozó un discurso optimista respecto del futuro que encara el partido, con unas elecciones autonómicas y locales en 2019, ya casi a la vuelta de la esquina. El partido se recupera, dijo, orillando la decisión de Fernández de no asistir.

El acto de Mieres escenificó también el apoyo del SOMA a la nueva dirección del PSOE, con palabras explícitas de respaldo del líder del sindicato minero, José Luis Alperi, a las prioridades políticas que está impulsando el partido. En el aire se mantiene, ya en clave sindical, la relación del SOMA con la UGT, al borde ahora de la fractura. Los dirigentes ugetistas, con Pepe Álvarez a la cabeza, se mostraron optimistas respecto de la posibilidad de encontrar una solución que impida la separación de ambas siglas. Alperi fue mucho más cauto, reivindicó el papel del SOMA y apeló a un desenlace rápido. El sindicato minero abordará la situación en una asamblea prevista para comienzos de marzo.

Por lo demás, el homenaje a Llaneza centró la atención en temas de actualidad como las pensiones o el delicado futuro que tiene por delante el sector minero. Fueron duras las críticas del líder de la UGT a Podemos al hilo del uso que el partido hace de los informes de la Guardia Civil sobre las cuentas del sindicato, que está investigando. Pepe Álvarez instó al partido morado a dejar en paz a la UGT.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos