IU alerta de la deriva «extremista» de un sector de Podemos en la región

Daniel Ripa saluda a Ramón Argüelles, al inicio de la reunión de Podemos e IU el pasado julio.
Daniel Ripa saluda a Ramón Argüelles, al inicio de la reunión de Podemos e IU el pasado julio. / ÁLEX PIÑA

Las «violentas» palabras de Enrique López sobre Llamazares irritan a la coalición, que ve una actitud discordante con el proyecto federal que lidera Pablo Iglesias

A. SUÁREZ OVIEDO.

Ya son varios los portavoces de Podemos que apuntan a Gaspar Llamazares como obstáculo para las conversaciones con IU, pero la contundencia del diputado Enrique López al referirse al número uno de la coalición en la Junta General provocó ayer una fuerte irritación en la dirección de la organización. Fuentes consultadas por este periódico consideraron «violentas» sus declaraciones, «más propias de la CUP catalana» que de otra cosa, y alertaron de la tendencia «aislacionista y extremista» de un sector de la formación morada a la que se ve interesada en bloquear las negociaciones abiertas entre ambas fuerzas en Asturias.

En la presentación de una denuncia ante la Fiscalía del Tribunal de Cuentas por la «falta de justificación» de una parte del endeudamiento del Principado, López apuntó a Llamazares como escollo a la hora de que las negociaciones entre Podemos e IU fructifiquen. Su presencia hace «más difícil» impulsar un proyecto «de cambio» para Asturias, dijo, asegurando que el portavoz parlamentario está «a otra cosa» -en referencia al impulso de Actúa, una plataforma que ha sido registrada como partido- y no a la situación política de la región.

Las reflexiones del parlamentario molestaron a la dirección de IU, cansada de que desde Podemos se sitúe a Llamazares en el punto de mira. Una actitud que achacan al interés de un sector del partido morado por situarse en una línea política «extremista y aislacionista», contraria a la que desde Madrid traza Pablo Iglesias, primero favorable al acuerdo con Izquierda Unida para concurrir a las elecciones generales y que ahora acerca posturas con el PSOE para hacer frente a la derecha. Pero ni lo uno ni lo otro se ven de momento en Asturias.

La dirección de IU sostiene que su voluntad de entendimiento con Podemos para pactar políticas que hagan girar a la izquierda al Gobierno regional es firme y lamenta que una parte de Podemos no esté por la labor. Obstaculizar ese entendimiento, sostienen estas fuentes, supondría mantener el bloqueo político de la primera mitad de la legislatura y evitar el impulso de cuestiones relevantes como la agilización del salario social o un acuerdo sobre la oficina anticorrupción.

Confían en el seno de IU en que la posición expresada por López sea «minoritaria» porque, aducen desde su cúpula, manifestaciones de ese tipo «son más propias de la CUP catalana que del proyecto federal de Podemos». Son, según su interpretación, valoraciones «que están fuera de lo que sienten los votantes» de la formación morada.

IU dice no querer entrar en un cruce de «zafiedades absurdas» porque, señalan desde la dirección, su objetivo es llegar a puntos de encuentro con Podemos que permitan impulsar políticas que luego llevar a los boletines oficiales para su puesta en práctica. Pero tanto en la coalición como en otros ámbitos parlamentarios comienza a calar la sensación de que dentro del partido morado no existe una única línea política, y que afloran las diferencias entre quienes quieren mantener el actual discurso duro contra PSOE e IU y quienes serían partidarios de flexibilizarlo en pro de los acuerdos.

Fotos

Vídeos