La aprobación de la gestión de Fernández calma las aguas en el congreso de la FSA

Wenceslao López, ayer, a su llegada al congreso de la FSA. / Álex Piña

«Es bueno para el partido y para Asturias», dice el alcalde de Oviedo

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

La aprobación de la gestión de la ejecutiva saliente de Javier Fernández, anoche, ha contribuido a templar los ánimos en el congreso que la Federación Socialista Asturiana celebra este fin de semana en Oviedo. Así lo admitió esta mañana el alcalde de la capital, Wenceslao López, que habló de un resultado "ajustado y equilibrado" -el balance fue respaldado por el 54% de los delegados- que evita una situación de tensión interna.

"Es bueno para el partido y para Asturias", dijo López en relación al hecho de que aunque Fernández deja ahora el cargo de secretario general, continuará como presidente del Principado y un varapalo a su gestión política hubiera podido tensar la relación entre el partido y el Gobierno.

El regidor ovetense señaló que el debate matinal de enmiendas está siendo "agradable y de integración de ideas", a la espera de novedades sobre la composición de la nueva ejecutiva que pilotará Adrián Barbón.

Más información

Fotos

Vídeos