La apuesta por un «proyecto ilusionante y de cambio» para la FSA marca La Camperona

Los asistentes a la fiesta de La Camperona, con Adrián Barbón en primera fila, cantan La Internacional para cerrar el acto. / J. M. PARDO

«El PSOE ha vuelto», claman los participantes en la fiesta socialista, que piden que las primarias sean «un revulsivo» para abrir «una nueva etapa» del partido en Asturias

ANDRÉS SUÁREZ LA CAMPERONA.

El PSOE celebra los buenos resultados que el CIS otorga al nuevo proyecto de Pedro Sánchez, al tiempo que se prepara para las primarias y el congreso del próximo mes de septiembre que proclamarán al nuevo secretario general de la Federación Socialista Asturiana. Ambos ingredientes salpimentaron ayer la tradicional fiesta de verano que organiza en La Camperona la agrupación de San Martín del Rey Aurelio, a la que acudieron los dos candidatos al liderazgo del partido -Adrián Barbón y José María Pérez- y que estuvo marcada por un discurso unánime: la necesidad de un cambio. Todos los intervinientes, desde el alcalde de San Martín, Enrique Fernández, hasta los secretarios de Sanidad y Justicia de la dirección federal, Luisa Carcedo y Andrés Perelló, defendieron la necesidad de un nuevo impulso al partido en la región que permita afrontar con máximas garantías las elecciones autonómicas de 2019.

El escenario era ayer favorable a Barbón, alcalde de Laviana, que jugaba cerca de casa, que cuenta con la complicidad de una mayoría del PSOE de San Martín y que escuchó intervenciones que, sin referencias excesivamente explícitas a favor de uno u otro candidato, sí trasladaban argumentos y mensajes muy próximos a los que él defiende. Barbón ha ubicado el eje de su campaña en la necesidad de un cambio en la federación asturiana, profundizando la senda que desde Madrid abrió el triunfo de Pedro Sánchez, y ese mensaje se escuchó en repetidas ocasiones durante el acto político.

En realidad, el dato del CIS y las primarias asturias están interconectados. El buen balance que el sondeo arroja de las primeras semanas de Pedro Sánchez en Ferraz ha supuesto un empujón para los 'sanchistas' del Principado, agrupados en torno a la figura de Barbón, que se sienten reforzados. El crecimiento en el apoyo ciudadano es una razón para estar «contentos» tras meses de «desánimo y tristeza», señaló Luisa Carcedo, que no obstante indicó que el PSOE dista mucho de estar satisfecho porque el objetivo es recuperar la posición de primera fuerza política del país.

La palabra 'cambio' modeló el discurso de los intervinientes. Carcedo defendió que igual que las primarias federales han supuesto un impulso para el PSOE, las regionales actúen como «revulsivo» para la Federación Socialista Asturiana y sean el punto de partida de una «nueva etapa», de un «proyecto ilusionante» que permita, por ejemplo, duplicar el número de afiliados que tiene la federación, unos 8.000.

A Carcedo, que apeló a cerrar filas tras las primarias, a ir «todos a una a por las elecciones y a por el PP» detrás del futuro secretario general, le siguió Perelló. El secretario de Justicia y Nuevos Derechos habló del «importante» papel que la FSA está jugando en el impulso que está dando el PSOE en el ámbito federal y mostró su convicción de que el cambio «irá adelante con la potencia que tiene la federación asturiana». Perelló, por otro lado, aseguró que el partido sacará la ley de la memoria histórica del olvido en que, dijo, la mantiene el PP. «Nuestros muertos saldrán de las cunetas y las fosas y lo pagará el Estado», clamó.

«El PSOE está de vuelta» en España, celebró por su parte el alcalde de San Martín, «y en Asturias tiene que volver» para, argumentó, superar la dinámica de resultados a la baja de los últimos años. Enrique Fernández habló de una nueva etapa en la que los socialistas tomen la iniciativa a la hora de «agrupar a la izquierda» en el Principado para asegurar mayorías de gobierno.

Fernández parafraseó al fundador del PSOE, Pablo Iglesias, y afirmó que «cuando un compañero se postula para un cargo sin que le promuevan las bases es motivo suficiente para no elegirlo», en lo que se interpretó como una referencia al hecho de que la candidatura de Pérez no fuese auspiciada directamente por la militancia, algo que sí habría ocurrido en el caso de Barbón.

Fotos

Vídeos