Argüelles a Garzón: «No pondremos en riesgo la economía de IU de Asturias»

Argüelles a Garzón: «No pondremos en riesgo la economía de IU de Asturias»

El coordinador regional de la coalición cifra en unos 130.000 euros la 'derrama' que debe aportar para participar en el saneamiento de las cuentas federales

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

Izquierda Unida de Asturias atenderá el llamamiento que el coordinador general de la coalición, Alberto Garzón, ha hecho a las federaciones autonómicas ante la «emergencia» económica en la que se encuentra la formación. Si embargo, el líder de IU en la región, Ramón Argüelles, traza unas líneas rojas que no está dispuesto a traspasar para atender esta llamada: «Aportaremos fondos, pero desde luego que no pondremos en riesgo la economía de Izquierda Unida de Asturias».

La situación económica en la que se encuentra IU es asfixiante, con una deuda histórica de más de ocho millones de euros. Como adelantó ayer EL COMERCIO, la situación se ha complicado después de que el Ministerio de Hacienda le reclame el pago de 1,9 millones de euros, que corresponden al adelanto de la subvención que había solicitado para las elecciones de 2015. Al no lograr formar grupo parlamentario -IU se presentó a esas elecciones dentro de la coalición Unidad Popular y logró solo dos diputados-, la formación no pudo recuperar esa cantidad que Hacienda le reclama ahora, con la amenaza de un posible embargo de sus cuentas.

Como adelantó ayer EL COMERCIO, Alberto Garzón pide ayuda a las autonómicas para reunir ese 1,9 millones de euros que le reclama Hacienda. Y para ello ha perfilado un plan que pasa porque las federaciones y sus cargos políticos liberados donen una cantidad de dinero extra a la coalición. Es decir, una especie de 'derrama' similar a las que se suelen aportar en las comunidades de propietarios cuando hay que hacer frente a gastos imprevistos.

Ese plan será presentado hoy en Madrid por el responsable de Organización de Izquierda Unida, Ismael González, a los dirigentes regionales. A esa reunión acudirán los representantes asturianos -IU Asturias es una organización autónoma de la federal, con sus propia entidad, estatutos y CIF- con una consigna muy clara y que ayer adelantó a este periódico Ramón Argüelles. «Siempre hemos sido solidarios con los llamamientos de la dirección federal y en esta ocasión lo seremos también. Colaboraremos, pero no pondremos en riesgo nuestra viabilidad económica», dijo el coordinador regional de la coalición. No es la única línea roja que no está dispuesto a atravesar: «No aceptamos que este plan de ajuste lleve implícito recortes de empleo en nuestra organización», advierte.

Desde que la dirección federal informó a las federaciones de la situación de «emergencia» económica en la que se encuentra el partido, IU de Asturias ha comenzado a echar cuentas para cifrar qué cantidad le correspondería aportar en esa 'derrama'. Según Argüelles, la aportación podría ser de unos 130.000 euros. «Esta llamada nos viene en mal momento porque estamos también inmersos en un plan de ajuste económico y de contención de gasto», añadió.

El tiempo corre en contra de Izquierda Unida, que debe encontrar una vía de financiación antes de enero para evitar el embargo de sus cuentas por parte de Hacienda. Hasta ahora, los contactos con el ministerio que dirige Cristóbal Montoro ha sido infructuoso, puesto que no ha aceptado la petición de aplazamiento que solicitó IU. Aún así, la coalición no tira la toalla. «Vamos a pagar hasta el último céntimo», afirmaron ayer a EL COMERCIO desde su departamento de comunicación, quienes aseguraron que las negociaciones con Hacienda «siguen produciéndose».

La posibilidad de encontrar financiación vía aval bancario también se aleja. Ya han sido varias entidades las que han negado a la dirección federal esta vía.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos