El Principado de Asturias, insatisfecho con los 23 millones adicionales en el margen de déficit autonómico

La consejera Dolores Carcedo advierte de que «no existen garantías de que el nuevo objetivo se pueda disfrutar»

ANA MORIYÓN OVIEDO.

El nuevo objetivo de déficit fijado ayer para las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) -que supone pasar del déficit del 0,3% aprobado la semana pasada al 0,4% para 2018, y del 0% al 0,1% para 2019- implicará una inyección económica adicional sobre la previsión inicial de 1.200 millones de euros procedentes de la liquidación definitiva del ejercicio del 2015. Un montante económico que supone 23,09 millones más para Asturias.

El Gobierno del Principado, sin embargo, considera que el nuevo margen de déficit sigue siendo poco satisfactorio y que la cuantía que le corresponde a Asturias es «insuficiente». Argumenta la titular de Hacienda y Sector Público del Principado de Asturias, Dolores Carcedo, que pese a este incremento sigue sin asignarse a las comunidades autónomas lo que, bajo su punto de vista, les corresponde en función de las competencias que tienen asumidas y los servicios públicos que gestionan, entre ellos los más fundamentales.

El Gobierno del Principado votó por lo tanto en contra del acuerdo, igual que el resto de las comunidades gobernadas por el PSOE (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura y Valencia), a excepción de Extremadura, que en esta ocasión se abstuvo, y Cantabria.

Votaron a favor de los nuevos objetivos Canarias, que el pasado 29 de junio se había abstenido, y todas las regiones en las que gobierna el PP (Castilla y León, Comunidad de Madrid, Galicia, La Rioja y Murcia), además de Ceuta y Melilla. El cambio en el voto de Canarias se produce después de que el pasado jueves Montoro se comprometiese a que el superávit que este año puedan conseguir las comunidades autónomas se destine a inversiones productivas financieramente sostenibles, algo que este año solo podrían llevar a cabo las islas.

La décima de margen que otorga el Ministerio de Hacienda a las comunidades en 2018 y 2019 sigue sin convencer al Gobierno de Javier Fernández. La consejera asturiana explicó tras la reunión que su voto en contra obedece, entre otras cuestiones, a que «no existen garantías» de que todas y cada una de las comunidades podrán disfrutar de ese margen adicional que se ha puesto encima de la mesa, «porque existe una nueva regla fiscal relativa al límite del crecimiento del presupuesto y del gasto público». Según Dolores Carcedo, «ese límite al crecimiento del presupuesto no puede ser más restrictivo que el propio objetivo de déficit», por lo que se solicitó al Gobierno central «que revisara la aplicación de la regla de gasto y flexibilizara esa regla fiscal». Una petición que Cristóbal Montoro no aceptó.

«Ausencia de metodología»

La consejera asturiana de Hacienda también criticó tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrada ayer en Madrid «la ausencia de metodología y criterios claros de reparto» por parte del Ministerio de Cristóbal Montoro. Entiende la también diputada socialista que la modificación respecto a la semana pasada, que supuso un incremento del 0,3 al 0,4% del objetivo de déficit autonómico para el próximo año, no hace más que demostrar que lo que hace el Ministerio de Hacienda es «dar y quitar a las comunidades autónomas en función de lo que considera», pero sin explicar «el por qué de ese reparto».

Más información

Fotos

Vídeos