Asturias rebate el informe técnico sobre financiación y reclama un modelo justo

En la propuesta remitida a Madrid rechaza primar a las regiones 'ricas', pide que los territorios forales aporten más y se opone a las quitas de deuda

A. SUÁREZ OVIEDO.

El Principado plantea numerosos reparos al informe de los expertos para la reforma de la financiación autonómica. Objeciones que se expresan en un documento remitido por la Consejería de Hacienda al Gobierno central, entre las que destaca el temor a articular un nuevo modelo que dé ventaja a las regiones 'ricas' y con mayor capacidad fiscal sobre el resto a la hora de conseguir recursos con los que sostener sus servicios. El Ejecutivo sí coincide con los técnicos en reclamar que las comunidades forales aporten más a la solidaridad y rechaza las quitas de deuda.

En el texto, el Principado remarca que el nuevo modelo debe garantizar un mismo nivel de servicios en todas las comunidades. Y muestra su convencimiento de que esa garantía debe extenderse a todos los servicios (incluyendo justicia, vivienda o infraestructuras) y no solo a los fundamentales (sanidad, educación y política social). El Ejecutivo regional interpreta que los expertos se inclinan por asegurar financiación plena solo para los servicios básicos y cree que eso sería un grave error.

El Gobierno regional recela del planteamiento de que la financiación no dependa solo de las necesidades de los ciudadanos que residen en cada territorio, sino también de la potencia fiscal de cada comunidad. Algo que, razonan desde Hacienda, «choca con los principios de igualdad y solidaridad» y que por ello se rechaza «completamente» porque supone «más y mejores servicios» en las regiones 'ricas'.

El informe del Principado hace hincapié en varias cuestiones de calado. Insiste, y en este punto coincide con los expertos, en que los territorios forales (País Vasco y Navarra) contribuyan adecuadamente a la solidaridad, evitando situaciones de privilegio. Reclama una armonización fiscal en figuras como Sucesiones, se opone frontalmente a la eliminación de Patrimonio y pide claridad en el ámbito de los impuestos 'verdes' para que las comunidades puedan actuar en este terreno sin pisar arenas movedizas.

Y es también concluyente en su posición sobre la deuda, una cuestión de actualidad al hilo del debate político en Cataluña. El documento detalla el rechazo frontal a las quitas de deuda, algo que propone el PSOE catalán, aunque sí defiende una reestructuración justa y equilibrada. También pide un fondo de contingencia para épocas de crisis.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos