«La campaña de Rubio es su forma de ocultar su propia responsabilidad»

El presidente del Montepío responde una de las preguntas de la entrevista. / MARIO ROJAS

«Los militantes de CC OO le advirtieron de lo que estaba ocurriendo con las operaciones de compra y venta de los apartamentos turísticos»

A. MORIYÓN

oviedo. Desde su despacho en la plaza de Primo de Rivera de Oviedo, Juan José Pulgar confirma su intención de ir «a por todas» para depurar responsabilidades, ya no solo en relación a las irregularidades cometidas en la obra de la residencia de Felechosa, sino también en otros casos turbios que siguen apareciendo, como el pelotazo urbanístico en la compraventa de apartamentos. Una doble operación urbanística en la que, advierte, Alberto Rubio tiene una «responsabilidad muy grave» como máximo dirigente de CC OO en aquella época, por lo que invita al ahora presidente de la plataforma crítica con la dirección del Montepío a que mida sus constantes peticiones de dimisión. «Su campaña es su forma para ocultar la responsabilidad que realmente tuvo en aquel momento y que no ejerció».

-El último escándalo es el de la compraventa de apartamentos. Como desveló ayer EL COMERCIO, han aportado a la Fiscalía nueva documentación que acredita un pelotazo urbanístico de 5,8 millones de euros.

-Hemos aportado a la Fiscalía Anticorrupción dos elementos nuevos. Por un lado, una sentencia de 2012 que acredita que los dúplex de Los Alcázares se vendieron a Mitra XXI a un precio muy por debajo del mercado y, por otro lado, una certificación del registro de la propiedad que demuestra que el apartahotel de Roquetas se compró mucho más caro de lo que valía. Ahora será la Fiscalía la que tenga que decidir si reabre el caso y depura responsabilidades al respecto. Pero, de forma paralela, estarían las responsabilidades sindicales, la gente que teniendo en ese momento competencias miró hacia otro lado.

-Ustedes apuntan a Ricardo González Argüelles, de CC OO, como la persona que autorizó las dos operaciones urbanísticas.

-Tal y como tenían repartidas las competencias en el Montepío, el SOMA se ocupaba de la gestión del balneario de Ledesma y CC OO de Roquetas y Los Alcázares. Por eso aquellas operaciones las negoció y autorizó Ricardo González Argüelles. Pero es importante decir también que la máxima autoridad del sindicato en ese momento era precisamente la persona que ahora más levanta el tono para pedir dimisiones.

-Se refiere a Alberto Rubio.

-No puedo estar soportando permanentemente desde hace un año, e incluso en la asamblea, constantes peticiones de mayor transparencia cuando él tiene una responsabilidad muy grave en todo esto. Hay constancia de que desde su propio sindicato le advirtieron de lo que estaba ocurriendo con las operaciones de compra y venta de los apartamentos turísticos. Creo que esta campaña que está haciendo ahora pidiendo dimisiones es su forma para ocultar la responsabilidad que realmente tuvo en aquel momento, y que no ejerció.

Fotos

Vídeos