La justicia alemana deja en libertad a Puigdemont y descarta el delito de rebelión

Un hombre con una bandera estelada ante la cárcel de Neumünster, donde está Puigdemont. / EFE

Los tribunales, que le han impuesto una fianza de 75.000 euros, estudian su extradición a España por malversación | El ministro de Justicia expresa respeto ante «una manifestación de la justicia independiente»

AGENCIAS

La Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) ha descartado este jueves el delito de rebelión en la petición de extradición a España del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont y lo ha dejado en libertad bajo fianza de 75.000 euros mientras estudia la entrega por malversación.

Según explica el tribunal en un comunicado, la sala primera de lo penal considera en principio que la imputación del delito de rebelión es «inadmisible», pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante. La Audiencia no cree que Puigdemont corra riesgo de persecución política.

Aunque afirma que continúa el riesgo de fuga, el tribunal considera que al ser «inadmisible» el delito de rebelión éste se reduce de forma considerable, por lo que deja en libertad al político independentista con una fianza de 75.000 euros.

Según apunta, «por motivos jurídicos» no puede aceptarse una extradición por rebelión de acuerdo con el Código Penal español, ya que «los actos que se le imputan no serían punibles en Alemania según la legislación vigente aquí».

A su juicio, el delito que podría ser equiparable en Alemania, el de «alta traición», no puede aplicarse porque no se cumple el requisito de la «violencia».

El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas, ha celebrado la decisión del tribunal alemán: «Siempre había dicho que mantenía plena confianza en la justicia alemana», ha dicho en un tuit.

Por su parte, los letrados alemanes que defienden al expresident han señalado que no está claro cuándo podrá abandonar la prisión de Neumünster: «En primer lugar, deben cumplirse las condiciones impuestas por el tribunal, lo que debería ocurrir tan pronto como sea posible, pero todavía no se sabe si esto podría ser hoy», ha dicho Till Dunckel, miembro del equipo de la defensa de Puigdemont, en declaraciones a la agencia dpa.

«Nos alegramos mucho por nuestro cliente», han añadido en un comunicado en el que destacan que la justicia germana no le impute el delito de rebelión por el que en España podrían caerle hasta 30 años de cárcel: «Respetamos que el tribunal no quiera decidir sobre la extradición en este caso que afecta a la concepción de la democracia europea «sin darle al poder judicial español otra oportunidad para justificar la única acusación que todavía se considera (el delito de malversación)», añadieron.

Más información

«Acatar» la decisión

Al conocer la noticia, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha dicho que hay que «acatar» la decisión del tribunal alemán, «una manifestación de la justicia con independencia».

Puigdemont lleva más de cinco meses fuera de España. Recaló en Bélgica y puntualmente ha viajado a otros países. El pasado 25 de marzo fue detenido en un área de servicio este estado alemán en un viaje de carretera desde Finlandia, a donde había acudido para una conferencia.

También el secretario genearl del PSOE, Pedro Sánchez, ha expresado este jueves su «máximo respeto» por la decisión del tribunal alemán. En una entrevista con los directores de los diarios económicos 'Cinco Días' y 'El Economista', retransmitida en directo por la web del PSOE, Sánchez ha dicho que no es «muy partidario» de opinar sobre las decisiones judiciales porque «tan peligroso es judicializar la política como politizar la justicia». Ha subrayado, además, que «lo importante es que se extradite a Puigdemont para que rinda cuentas» por los actos que cometió en el último semestre de 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos