Adrián Barbón: «No nos dejemos confundir con el ruido creado para deteriorar el proyecto»

Barbón: «No nos dejemos confundir con el ruido creado para deteriorar el proyecto»
Adrián Barbón interviene en una asamblea en la AMSO. / EFE

En plena convulsión interna, el secretario general de la FSA envía una carta a los militantes en la que defiende «un partido autónomo, ajeno a los poderes fácticos»

DANIEL FERNÁNDEZ GIJÓN.

En la FSA habían percibido un incremento de la temperatura del partido desde comienzos de la pasada semana. Sabían que el nuevo reglamento elaborado por la dirección federal de partido iba a tener una contestación por parte de los sectores críticos con el 'sanchismo', los que forzaron en su día la dimisión de Pedro Sánchez, impulsaron la gestora que presidió Javier Fernández e impulsaron la candidatura de Susana Díaz. Muchos esfuerzos para, al final, volver a la casilla de inicio, con Pedro Sánchez al frente de nuevo de un partido fracturado como nunca. Y en medio de esta tensión en Asturias, cuando un grupo de militantes de Mieres cuestiona la concesión de un galardón al presidente del Principado que ha decidido no acudir el domingo al tradicional homenaje al fundador del SOMA, Manuel Llaneza, que se tributa en esta misma localidad, Adrián Barbón, secretario general de la FSA, ha enviado una carta a los militantes defendiendo el nuevo reglamento del partido que refuerza al secretario general, a la dirección federal, da más capacidad de decisión a la militancia y recorta poder a los barones territoriales.

Adrián Barbón hace un llamamiento a los militantes a que defiendan un PSOE «autónomo, ajeno a los poderes fácticos, que no se deje confundir con el ruido y por las tensiones creadas para deteriorar nuestro proyecto: un partido abierto a Asturias y a los asturianos».

La carta de Adrián Barbón fue enviada ayer a los militantes antes de que Javier Fernández dijera que este año no acudiría al homenaje a Llaneza «porque no voy a ir donde no se me estima». Preguntado por esta decisión, el secretario de la FSA no quiso hacer valoraciones.

En la carta, el líder de los socialistas asturianos explica los motivos por los que la delegación asturiana en el comité federal aprobaron «por unanimidad» el reglamento. Barbón lo resume en cuatro puntos: «Porque nos convierte un partido más transparente; porque refuerza el papel de la ejecutiva federal que el socialismo asturiano defiende desde hace décadas; porque el PSOE es uno, no dieciesiete; y porque refuerza, sobre todo, el papel de la militancia».

Es este último punto el que más destaca el secretario general de la FSA en su carta, porque entiende que refuerza la condición «democrática del PSOE», convirtiendo al partido en un «ejemplo a seguir por el resto de organizaciones» políticas.

Sin ruptura

Niega Barbón que el nuevo reglamento suponga una ruptura con el modelo de tradicional. «Eso es falso», dice en la misiva enviada a los afiliados. «A lo largo de la historia, el PSOE ha cambiado de modelo de partido, actualizándolo a la sociedad de cada momento. Gracias a ello, el año que viene cumpliremos 140 años de existencia. Nuestro modelo ha evolucionado a la vez que evolucionaba la sociedad misma», recalcó.

También matiza a aquellos dirigentes, como el presidente de Aragón, Javier Lambán, que afirmó que «los liderazgo se confirman en las urnas cuando se pronuncian los militantes», dando a entender que para ganar las elecciones se necesitan a los votantes, no a los militantes. «Es cierto que para ganar las elecciones se necesita sumar a la ciudadanía, sin ellos y su confianza es imposible, pero también es cierto que es imposible ganar unas elecciones sin la militancia o contra la militancia», puntualizó Adrián Barbón.

Por ello, el líder regional de los socialistas anima a los afiliados a que «reivindiquemos la importancia de este PSOE de la militancia, al servicio de la sociedad a través de nuestras ideas».

«Pido al conjunto de la organización que, redoblemos nuestros esfuerzos en construir un partido unido, plural y diverso, con sano debate y con el necesario respeto a las decisiones adoptadas de forma democrática en su seno. Un partido autónomo, ajeno a los poderes fácticos, que no se deje confundir con el ruido y por las tensiones creadas para deteriorar nuestro proyecto. Un partido abierto a Asturias y los asturianos», concluye Adrián Barbón en su carta a la militancia.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos