El CGPJ muestra su «apoyo especial» a los jueces de Cataluña ante las coacciones «intolerables» al Estado de Derecho

Ignacio Vidau interviene en la apertura del año judicial. / Pablo Lorenzana

«La independencia judicial es también un derecho del ciudadano», recalca el asturiano Álvaro Cuesta en la apertura del año judicial

EUROPA PRESS

Álvaro Cuesta, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha intervenido este lunes en Oviedo en la sesión de apertura del año judicial para mostrar el "apoyo especial" del organismo a jueces y magistrados de Cataluña ante coacciones "intolerables" al Estado de Derecho. Para Cuesta, "cercar" edificios judiciales o "dificultar el trabajo" de la administración de justicia es "una coacción intolerable" al Estado del Derecho, a la independencia del poder judicial, a la Constitución y a la tutela de derechos fundamentales de las personas.

Así lo ha indicado en representación del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes Serrano, que ha decidido quedarse en Madrid para permanecer desde allí en contacto con "las más altas instituciones del Estado" y con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús Barrientos, que tampoco se ha desplazado finalmente a Asturias.

Más información

Cuesta se ha referido a los "momentos de inquietud" que rodean a la situación en Cataluña, tras el referéndum organizado este domingo por el Gobierno de la Generalitat pese a la suspensión de su convocatoria por el Tribunal Constitucional, y ha valorado la presencia en el acto del presidente del Principado de Asturias, el socialista Javier Fernández, como representante de un Gobierno autonómico que "está orgulloso del lugar que ocupa en condiciones de igualdad con el resto de comunidades".

El vocal asturiano del Consejo General ha resaltando la trascendencia de hacer "una defensa firme de los valores del Estado de Derecho y de la Constitución". Igualmente, ha animado a jueces y magistrados, así como al conjunto de empleados de justicia, a que "no pierdan la ilusión por estar al servicio de la ciudadanía". "Sin jueces independientes no hay Estado de Derecho", ha aseverado, añadiendo que "la independencia judicial es también un derecho del ciudadano".

Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), Ignacio Vidau, ha recordado en su discurso que la justicia asturiana celebra este año 300 años y desea que dentro de otros tres siglos "España continúe unida y constituida en un Estado de Derecho en el que la justicia emane del pueblo y siga siendo administrada por jueces independientes y sometidos únicamente al imperio de la Ley y, en consecuencia, continúe siendo garante de los derechos y libertades de todos y cada uno de sus ciudadanos".

Vidau, que ha recordado que junto a la apertura del año judicial también se inaugura la reunión anual de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, ha querido trasladar el "apoyo y solidaridad" con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el conjunto de empleados de la Administración de Justicia que "en estos momentos tan complejos prestan servicio en Cataluña".

Además, ha mostrado su satisfacción por la buena situación justicia asturiana en relación con el conjunto de España, en número de resoluciones y tiempos de respuesta. Vidau también ha aprovechado para incidir en la "carga excesiva" de los juzgados y tribunales que, advierte, "están rindiendo al límite de sus posibilidades".

Fotos

Vídeos