Cifra en 4,9 millones el beneficio obtenido y entra en contradicción con proveedores

El perito del Catastro reconoce en el juzgado que el coste del metro cuadrado de la residencia fue menor al precio medio del mercado

A. M. OVIEDO.

El constructor de la residencia de Felechosa, Juan Antonio Fernández, negó que -como recoge el informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil- Alcedo de los Caballeros hubiera obtenido un beneficio neto en la ejecución de esta obra de siete millones, y rebajó la cantidad a los 4,9 millones. Atribuyó parte de la diferencia a beneficios obtenidos por la ejecución de otros trabajos realizados para el grupo Santander.

El constructor también entró en contradicción con alguno de los proveedores que en la jornada del lunes declararon en calidad de testigos. Negó que hubiera propuesto al instalador eléctrico que hinchara las facturas entre un 10% o un 20% y tampoco dio por buena la declaración de otro de los empresarios subcontratados por Alcedo de los Caballeros, que aseguró que el constructor le pidió que falsificara una factura de la que solo le iba a pagar el IVA. Fernández asegura que pagó de forma íntegra la cuantía de dicha factura y su defensa mostró en la sala un recibí firmado por el proveedor que avala estas palabras.

El arquitecto del Catastro Jorge Ortiz Cabria, que firmó el informe del que los investigadores concluyeron que el porcentaje en gastos generales y beneficios (51%) en esta obra había sido abusivo, reconoció ayer a preguntas de José Miguel Pellitero, del bufete Hevia-Valdés que defiende al constructor, que el coste del metro cuadrado en esta construcción fue menor al precio medio. Aseguró en su declaración que el precio medio rondaba los 2.000 euros cuando, según el informe pericial que aporta la defensa, el coste del metro cuadrado de esta residencia fue de 1.628 euros. 1.519 si se descuenta la urbanización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos