La convicción de que no se aprobarán las cuentas se instala en la Junta

Isaac Pola, pensativo, durante su comparecencia sobre los presupuestos, ayer en la Junta. / P. LORENZANA
Isaac Pola, pensativo, durante su comparecencia sobre los presupuestos, ayer en la Junta. / P. LORENZANA

Podemos tilda de «decepcionante» la propuesta socialista para el 0 a 3 e IU condiciona su apoyo a la solución que se adopte en relación a los planes de empleo

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Las comparecencias acerca del proyecto de ley presupuestaria en la Junta comenzaron ayer con las intervenciones de los máximos responsables de Empleo y Educación del Principado. Y de ambas se dedujo lo mismo: que el documento no cuenta con suficiente apoyo para su aprobación. Únicamente IU, que ya avanzó el pasado viernes que se debate entre el apoyo y la abstención, valoró el esfuerzo socialista en algunos aspectos -«hay luces y sombras», dijo- y confirmó que la decisión final estará condicionada prácticamente de forma exclusiva a cómo se resuelve el conflicto abierto entre el Principado y los ayuntamientos por los planes de empleo.

Los socialistas, si bien agradecieron la claridad con la que se expresó el diputado de IU Ovidio Zapico, saben que el apoyo de la coalición es insuficiente y ven cada vez más lejos la posibilidad de que las cuentas salgan adelante. La formación morada se muestra cada día más fría y las opciones del PSOE para llevar su proyecto presupuestario a buen puerto se diluyen por momentos. Ayer durante la comparecencia de Isaac Pola, la diputada Lorena Gil recriminó de forma insistente al Principado su «falta de voluntad» para asumir retos como el de la brecha salarial en su proyecto de ley. Pero fue durante el turno del consejero de Educación, Genaro Alonso, cuando la distancia entre el Gobierno y Podemos se hacía evidente al salir a escena el principal escollo en la negociación presupuestaria entre ambos: la escuela de cero a tres. La diputada Lucía Montejo no solo tildó la propuesta socialista de «decepcionante», sino que mostró su preocupación sobre la posibilidad de que el Gobierno cree un consorcio para estas escuelas que, en su opinión, sería «abrir las puertas a la privatización».

El Ejecutivo de Javier Fernández evita posicionarse sobre el modelo a seguir e insiste en pedir tiempo para discutir la fórmula más adecuada, pero la formación morada no se fía por la cantidad de «promesas incumplidas que acumula», en palabras del portavoz parlamentario, Emilio León. Éste advertía ayer de que el tiempo para un acuerdo se acaba el próximo 20 de diciembre, plazo máximo para el registro de las enmiendas, y lamentaba que el PSOE siga pidiendo tiempo para hablar del 0 a 3 cuando «apenas lo dedica para estudiar el pago de los intereses de la deuda» a los bancos rescatados.

Sin el apoyo de Podemos poco hay que hacer. El Principado no se plantea en esta ocasión tirar de la derecha, como hizo para aprobar las cuentas del ejercicio presente y las de 2015, y en el PP tampoco están por la labor de echarle un capote a Javier Fernández. Empieza a instalarse en la Junta la convicción de que 2018 no tendrá presupuestos. Pero habrá que esperar al día de la Lotería. Por si toca.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos