Correa apunta a Rajoy en la financiación electoral del PP

Sala de prensa del Congreso durante la comparecencia por videoconferencia de Francisco Correa. / Javier Lizón (Efe)

El cabecilla de Gürtel sostiene en el Congreso que entre los investigados «no están todos los que son»

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Francisco Correa cree que Mariano Rajoy “daba el OK” a todos los gastos electorales y de funcionamiento del PP mientras fue secretario general del partido entre 2003 y 2004. El presidente del Gobierno siempre ha sostenido que no estaba al tanto de los aspectos financieros del partido porque esa tarea correspondía al tesorero y al gerente.

El cabecilla de la trama Gürtel ha comparecido este martes mediante videoconferencia desde la prisión madrileña de Valdemoro ante la comisión de investigación de la financiación del PP reunida en el Congreso y a preguntas del diputado de Podemos Txema Guijarro elevó por primera vez las responsabilidades hasta Rajoy. “Pienso que sí”, ha dicho a una pregunta sobre si creía que el entonces secretario general de los populares autorizaba los gastos del partido. Es más, ha apuntado que en la financiación irregular de los populares hay que hablar de “una trama PP” más que de una “trama Correa”.

Cuando ha sido el turno del diputado de Ciudadanos Toni Cantó ha abundado en la tesis de la responsabilidad de la dirección del partido en la financiación irregular aunque ningún miembro esté en el banquillo de la Audiencia Nacional. “No están todos los que son” entre los acusados, ha dejado caer.

«Me dan dos coca-colas zero y estoy 28 horas»

Correa evitó de todas maneras contestar a muchas preguntas de los diputados para no perjudicar su defensa en el juicio de la primera etapa del caso Gürtel ni en el de la financiación del PP de la Comunidad Valenciana. “No les quiero hacer perder el tiempo, pero –ha recalcado- ya ha quedado muy claro en el tema de Valencia cómo nos abonaban” los gastos de la campaña electoral. El cabecilla de la trama corrupta se refería a que eran diferentes empresarios los que pagaban las facturas de los mítines y actos electorales a cambio de la concesión de obras públicas, según han confesado en el juicio algunos de los constructores llamados a declarar.

Aunque su intervención fue un cúmulo de respuestas evasivas con alguna excepción, Correa se ha comprometido ante los diputas a que "cuando todo esto acabe" no tendrá "ningún inconveniente” en hablar todo lo que quieran de la financiación del PP. "Me dan dos coca-colas zero y estoy 28 horas" hablando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos