Los críticos impulsan la candidatura de Fernando Lastra y la FSA baraja tres opciones

Fernando Lastra. / EFE
Fernando Lastra. / EFE

Los alcaldes de Corvera y San Martín del Rey Aurelio y el secretario general de los socialistas, Adrián Barbón, forman la terna de la que saldrá el candidato 'oficialista'

DANIEL FERNÁNDEZ OVIEDO.

Queda año y medio para la celebración de las elecciones autonómicas, previstas para mayo de 2019, pero en el PSOE asturiano la carrera para encabezar la lista al Principado ya ha comenzado. Más aún cuando los socialistas de la región afrontan este 2018 en clave electoral interna, puesto que será cuando elijan a su candidato en las primarias, que se celebrarán, previsiblemente, entre octubre y noviembre. Y aunque ninguno de los dos sectores en los que se encuentra ahora dividida la FSA -'oficialistas' y críticos con la actual dirección regional- ha hecho oficiales sus posturas, lo cierto es que ambos comienzan a mover ficha para elegir a su candidato a esas primarias. Así, mientras los críticos impulsan la opción del consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, según pudo saber EL COMERCIO los 'oficialistas' tienen una terna de nombres sobre la misma: los alcaldes de Corvera y San Martín del Rey Aurelio, Iván Fernández y Enrique Fernández, respectivamente, y el propio secretario general de la FSA, Adrián Barbón. Uno de ellos será quien se presente a las primarias.

Si 2017 fue el año de la fractura interna del PSOE, entre los partidarios de Pedro Sánchez y los de Susana Díaz y los 'barones' que forzaron la dimisión del secretario general, en 2018 se reeditará esta batalla en los procesos de primarias para la elección de candidatos. El año pasado fue el sector 'susanista' el gran perdedor, tras la contundente victoria de Pedro Sánchez en las primarias de mayo, un resultado que se trasladó en septiembre en Asturias con la elección del secretario general de la FSA, en el que el 'sanchista' Adrián Barbón ganó con una amplia mayoría. Esas primarias y el posterior congreso regional sirvieron para apaciguar los ánimos, pero no para cerrar las heridas. El sector crítico encontró desde el primer momento en Fernando Lastra su principal referente. El consejero pareció aceptar esa especie de rol de 'líder' de la oposición a la actual dirección regional. Sus críticas a la postura inicial del PSOE respecto al conflicto catalán y al cupo vasco provocaron el enfado de la FSA.

Por esta razón es por lo que ahora ese sector crítico -que incluye a la mayor parte de los diputados regionales y del Gobierno- trata de convencer al consejero para que concurra a las primarias en las que se elegirá el candidato al Principado. Esa opción está ahora en manos de Fernando Lastra.

Los 'oficialistas' -que en Asturias representan el 'sanchismo'- también comienzan a mover ficha. No tienen aún un candidato definido, aunque las opciones que ahora hay sobre la mesa se reducen a tres nombres. Este sector, que es el que ganó las primarias de la FSA, valora el tirón electoral que a nivel municipal han cosechado los alcaldes de Corvera y San Martín del Rey Aurelio, Iván Fernández y Enrique Fernández. Ambos son dos activos importantes para la actual dirección de los socialistas asturianos -el primero es secretario regional de Política Municipal y el segundo, de Política Económica y Empleo- y representan el «cambio y la renovación» que Adrián Barbón ha anunciado en varias ocasiones en las listas que confeccionará la FSA para los comicios de 2019.

Dos escenarios para Barbón

Tampoco se descarta que el propio secretario general de los socialistas pueda presentarse a las primarias. Es una opción que, en estos momentos, no es la que más gusta en la dirección del partido, pero no ha sido desechada. El principal freno a esta posibilidad es que Barbón se comprometió durante las primarias a recuperar el modelo de bicefalia del partido, con un secretario general de la FSA y un candidato al Gobierno regional diferente. Sin embargo, dirigentes de la federación consultados por EL COMERCIO afirman que podría replantearse su negativa sobre la base de dos motivos. Uno, que su intervención fuera necesaria para aliviar las tensiones que pudieran darse durante el proceso y «asegurar la victoria de los defensores del cambio en las primarias». Y dos, que fueran los militantes quienes de forma mayoritaria impulsaran su candidatura y le pidieran dar el paso. Independientemente del escenario que resulte, desde el sector 'sanchista' se apunta que «fuera quién fuera el candidato, habrá cierre de filas en torno a él».

Ese candidato saldrá elegido en las primarias, que previsiblemente se celebrarán en octubre o en noviembre de este año. La FSA ha marcado una hoja de ruta en la que primero quiere debatir y definir el programa del partido y, posteriormente, que sean los afiliados quienes elijan al cabeza de cartel para las autonómicas. Posteriormente, será la dirección regional la que decida el resto de nombres que conformarán las candidaturas. En este caso, el propio secretario general del PSOE asturiano ya ha sido claro: las listas presentarán una renovación «profunda». «Debe notarse que lo del cambio va en serio», dijo Barbón el pasado viernes tras la reunión de la ejecutiva. El propio Barbón ya dijo cuando fue proclamado secretario general que las listas se harían «sin prebendas ni pactos de despacho ni imposiciones».

Según pudo saber EL COMERCIO, la idea de la dirección regional es decidir los componentes de las listas en función de perfiles «políticos, pero sin imposiciones».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos