La defensa de la identidad de IU frente a Podemos gana enteros en un clima de tensión interna

Ramón Argüelles. / P. LORENZANA
Ramón Argüelles. / P. LORENZANA

El 'sí' a la presencia del proyecto propio en las elecciones de 2019, al que se suman los líderes de la coalición, apunta a una victoria clara en la consulta de hoy

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

La militancia de IU vota hoy si apuesta por asegurar la identidad y presencia de la organización en las elecciones autonómicas y municipales de 2019, en un contexto de debate sobre una posible confluencia con Podemos al estilo de la que ambas fuerzas mantienen en Madrid. Todo apunta a la victoria del 'sí' a la defensa del proyecto propio, aunque no está claro cuál será la traducción práctica del resultado de la consulta.

La convocatoria es el resultado de la recogida de firmas -se superaron las 600- impulsada por el sector afín al avilesino Fernando Díaz Rañón, a la que se sumaron otras sensibilidades como la que representa el diputado regional Ovidio Zapico, para forzar un posicionamiento claro de la organización respecto de la forma de afrontar los comicios de 2019. En muchos ámbitos de IU se recela de la política del coordinador, Ramón Argüelles, sobre la posibilidad de una confluencia con Podemos que diluya las siglas y el proyecto propio. De ahí que la consulta emplace a los militantes a decidir si quieren que en los próximos comicios autonómicos y locales se garantice «la identidad y presencia» de Izquierda Unida.

A la consulta se llega en un clima interno marcado por la tensión. Ayer hubo una adhesión masiva de dirigentes de IU de todos los ámbitos -el propio Argüelles, el secretario de Organización, Alejandro Suárez; el grupo parlamentario encabezado por Gaspar Llamazares...- al documento suscrito en un primer momento por la ex consejera Laura González y cuatro alcaldes en defensa del proyecto de IU. Un texto, que este periódico publicó el pasado sábado, que no desdeña el entendimiento con otras fuerzas para conformar una alternativa de izquierdas, pero que deja claro que «unirse no es disolverse».

La cuestión es que son numerosas las voces en IU que creen que Ramón Argüelles se ha unido a esta tesis forzado por las circunstancias, ante la convicción de que el 'sí' triunfará, pero sin ningún entusiasmo. Desde la dirección de IU, de hecho, se deja entrever que la consulta no predetermina cómo será la forma de presentarse a las elecciones de 2019, que eso se resolverá cuando llegue el momento y que no se cierra la puerta al entendimiento ni con Podemos ni con otras fuerzas. «Aquí se debate si se respeta la identidad y la presencia de IU y eso es algo que todos compartimos», indican estas fuentes.

Desde el entorno de Díaz Rañón se celebra como un éxito político la celebración de la consulta y aunque se considera «positiva» la incorporación al documento de Argüelles y otros cargos, también se califica de «tardía y oportunista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos