La dirección general de IU recrimina la actitud de Llamazares e impone condiciones al portavoz

Ramón Argüelles deja abierta la puerta a una solución siempre que «no se vuelva a repetir la falta de sintonía» y defienda «las ideas del programa político de IU Asturias»

Carolina García
CAROLINA GARCÍAOviedo

La dirección general de IU Asturias no comparte ni el "fondo ni las formas" de su portavoz en la Junta GeneralGaspar Llamazares tras asegurar en repetidas ocasiones que no formará parte del proyecto electoral en caso de confluencia con Podemos y el registro como partido político de la plataforma que impulsa junto a Baltasar Garzón, Actúa.

Tras la reunión de la dirección general mantenida esta misma mañana para valorar la situación y determinar su postura, su coordinador, Ramón Argüelles, fue crítico con la actuación de Llamazares y quiso tranquilizar a los afiliados y militantes de que "no hay riesgo de disolución ni de perder la identidad de IU Asturias". "Es una actitud desagradable. La situación es grave, pero tiene solución".

Matiza que tiene salida pero con "dos condiciones" que deberá, a su juicio, cumplir Llamazares: "que no se repita la falta de sintonía y que defienda las ideas del programa político de IU en Asturias". En este sentido, Argüelles explicó en la sede del partido en Oviedo que "no puede haber discrepancias entre la postura de la dirección general y el portavoz parlamentario".

Por su parte el secretario de organización, Alejandro Suárez, da un paso más allá y matizó que "todo el mundo debe saber dónde está el límite de un portavoz parlamentario. Todos debemos de ser conscientes de las servidumbres de cada cargo. No significa un punto de no retorno ni de riesgo de ruptura de confianza porque en el 90 por ciento del trabajo hay buena sintonía, pero no puede pensarse en pelillos a la mar...".

Ambos dirigentes evitaron hablar de las consecuencias políticas que pudiera generar la actitud de Llamazares. "Nunca un problema político ha tenido solución desde la sanción política o institucional", declaró Suárez tras asegurarlo que "no es sostenible que se mezclen posiciones políticas de Llamazares en asuntos que representa en Asturias. No es admisible".

A falta de concretar la reunión con el portavoz parlamentario (esta mañana ya tuvieron un primer contacto telefónico y quedaron en esperar horas o días para rebajar el tono antes de sentarse a hablar) confían en que tenga solución. Sobre todo porque "en Asturias no hay riesgo de que la coalición de IU desaparezca. Y si desaparece la causa desaparece la consecuencia". De todos modos, consideran que hay que esperar al encuentro con Llamazares para escuchar sus motivos. A partir de ahí, se tomarán las decisiones.

Además del malestar que existe en la dirección general del partido se suma la de los afiliados y militantes. Por todo ello, lo que sí tienen claro es que a partir de ahora "tienen que cambiar las formas y las maneras de comunicación". En cuanto al anuncio de Llamazares de impulsar otro partido, Suárez explicó que "mientras no colisiones con IU no hay problema".

Fotos

Vídeos