La dirección de Foro desautoriza por mayoría los cambios de Cristina Coto en la Junta General

La dirección de Foro desautoriza por mayoría los cambios de Cristina Coto en la Junta General
El secretario general de Foro, Francisco Álvarez-Cascos, ayer, tras la comisión directiva. / P. LORENZANA

La presidenta y portavoz se comprometió a acatar la decisión del órgano rector del partido, según el diputado Pedro Leal

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

Por 21 votos a favor y 1 en contra, la comisión directiva de Foro decidió ayer desautorizar los cambios introducidos por la presidenta y portavoz en la Junta General, Cristina Coto, en la estructura del grupo parlamentario. La decisión será notificada ahora de forma oficial a los diputados, dos de los cuales estaban presentes en la reunión, Pedro Leal y Carmen Fernández, mientras que Coto decidió no asistir en lo que representa la continuidad del pulso político que mantiene con el secretario general, Francisco Álvarez-Cascos. No están sobre la mesa, de momento, medidas disciplinarias, a la espera de conocer cómo maneja Coto el emplazamiento de la cúpula de su partido.

El embrollo se explica por una cuestión aparentemente menor, pero detrás hay un trasfondo político en toda regla. En términos formales, la pelea tiene que ver con la decisión de Coto de modificar la jornada y la retribución de una asesora del grupo sin acuerdo con los otros dos diputados, Leal y Fernández. La presidenta defiende que siempre ha manejado este asunto con autonomía y que la única diferencia es que esta vez el secretario general, Cascos, ha discrepado de su resolución. Sus dos compañeros de bancada se remiten a los estatutos para dejar claro que la última palabra en este asunto, en caso de discrepancia, es de la comisión directiva. Esta es la discusión formal, pero el conflicto real está en la guerra que, soterrada desde hace tiempo, ha estallado entre la presidenta del partido y el secretario general.

Pero la reunión de ayer evitó ese componente político y se circunscribió al problema del grupo. Por amplia mayoría se apostó por revertir la decisión adoptada por Coto respecto de la jornada y el salario de la asesora y por volver a la situación anterior. Pedro Leal, que junto con Carmen Fernández ejerció de portavoz tras el cónclave, habló de la imperiosa necesidad de «cumplir los estatutos». Unas normas que, añadió en relación con los argumentos de Coto, dejan claro que las resoluciones en materia de personal no son competencia exclusiva de la presidenta. Para refutarlo, el diputado mostró contratos de empleados del grupo en los que aparece su firma. «A mí y a Carmen se nos ha consultado», añadió.

¿Supone esto que acaba aquí la crisis? Hay muchas dudas al respecto, teniendo en cuenta, por ejemplo, que Coto declinó asistir a la reunión y delegó la competencia de presidir la misma en Cascos con el argumento de no querer incomodar a los participantes con su presencia a la hora de que estos se posicionaran. Una ausencia que Leal no quiso valorar pero que dirigentes del partido interpretan como la voluntad de Coto de, por una u otra vía, mantener el pulso abierto con el secretario general.

Preguntado por este periódico, Leal se remitió a una reunión del grupo parlamentario de Foro celebrada el pasado lunes en la que, explicó, Coto se habría comprometido a asumir la decisión que sobre el cuestionado cambio en la jornada de la asesora adoptase la comisión directiva. Por el resultado antes citado de 21 votos a favor y 1 en contra y con algunas ausencias, ya que el máximo órgano de Foro tiene 31 miembros, el criterio pasa por dar marcha atrás a lo que inicialmente había resuelto la presidenta y portavoz parlamentaria.

Leal, que contradijo a Coto al asegurar que como presidenta siempre ha tenido independencia de gestión, dio a entender que el conflicto terminará aquí si Coto se aviene a aceptar lo decidido ayer. De seguir la controversia, la comisión directiva volvería a ser el elemento clave en la toma de decisiones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos