Dirigentes y militantes presionan para que Barbón sea candidato al Principado en 2019

Adrián Barbón interviene al término de una reunión de la comisión ejecutiva de la Federación Socialista Asturiana. / PABLO LORENZANA
Adrián Barbón interviene al término de una reunión de la comisión ejecutiva de la Federación Socialista Asturiana. / PABLO LORENZANA

Crecen las voces que señalan al secretario general como «el mejor activo» del partido y la opción idónea para ganar las primarias y las posteriores autonómicas

A. SUÁREZ / D. FERNÁNDEZ OVIEDO.

Se multiplican las voces en el seno del PSOE asturiano, de dirigentes de todos los ámbitos y también de militantes, que quieren que Adrián Barbón se presente a las primarias para elegir candidato a la Presidencia del Principado en las elecciones autonómicas de 2019. Es «el mejor activo» del partido y por tanto la opción «idónea» para ser el cabeza de cartel en esos comicios, razonan las distintas fuentes consultadas por este periódico. En las filas socialistas comienza a haber ya movimientos y peticiones de organización de asambleas para pedir formalmente al secretario general que dé el paso.

Barbón sería, de hecho, la opción lógica e indiscutible si no fuera por que en la campaña de primarias por el liderazgo de la Federación Socialista Asturiana defendió la bicefalia como mejor fórmula para el partido en estos tiempos, con el objetivo de reconstruir y revitalizar la organización después de unos años de cierto deterioro interno y de pérdida de militantes. «Es cierto que defendió esa tesis, como también lo es que dijo que siempre escucharía y atendería lo que le plantearan los militantes», razona un dirigente con peso interno, que sostiene que la apuesta de una mayoría de las bases pasa, sin duda alguna, por situar al secretario general al frente de la candidatura electoral en 2019.

Nadie desmerece en modo alguno a las otras alternativas que están sobre la mesa, que son el secretario de Política Municipal de la FSA, Iván Fernández, y el alcalde de San Martín del Rey Aurelio, Enrique Fernández, pero hay una amplia coincidencia respecto de la oportunidad de que Barbón asuma también el liderazgo electoral. Se cita tanto su «tirón en las urnas», aludiendo a los resultados obtenidos en su etapa en la política municipal como alcalde de Laviana, como su «incontestable» liderazgo interno, después de una victoria en las primarias logrando más del 60% de los votos que luego consolidó en la conformación de un comité autonómico -principal órgano del partido entre congresos- en el que cuenta con una mayoría superior al 65%. «Es la persona que mejor representa el cambio que comenzó con Pedro Sánchez, que luego se extendió a la FSA y que a partir de 2019 queremos llevar también al Gobierno asturiano», razona uno de sus afines.

El paso previo a encabezar la candidatura son unas primarias. Los partidarios de Barbón sostienen que nadie mejor que el secretario general para representar a la mayoría del partido en ese proceso y también para cerrar el paso a los 'críticos', que ya maniobran para poder competir con opciones de victoria. Hacer frente al sector mayoritario en esas elecciones internas ya es complicado, reflexiona un dirigente, pero competir contra el propio secretario general y el respaldo que aglutina, indica, lo es todavía más.

Atender la voz de las bases

Aunque el calendario oficioso sitúa las primarias socialistas a finales de 2018, a más tardar a comienzos de 2019, hay dirigentes que consideran positivo que el sector oficial marque ya su territorio y elija a su candidato en cuestión de semanas. Con esta perspectiva, la presión para que Barbón asuma ese papel va a ir al alza en el futuro más cercano. Entre la militancia ya comienza a hablarse de organizar asambleas para emplazar al secretario general a presentarse a las primarias. Y atender la voz de las bases, escuchar a los afiliados, es uno de los preceptos que el político lavianés viene situando como eje de su discurso político. Es una de las claves que podría llevar a que se replantease su negativa inicial a ser cartel electoral.

Mientras tanto, entre los críticos con la actual dirección de la Federación Socialista Asturiana se apunta al titular de Infraestructuras, Fernando Lastra, como opción más solvente para competir en las primarias. Fuentes próximas al consejero apuntaron a este periódico que no ha participado en encuentro alguno vinculado con este proceso interno y que a corto plazo no habrá ningún pronunciamiento en ese sentido. La prioridad ahora, apuntan estas fuentes, es el trabajo a realizar en el Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos