DuPont Ibérica traslada su sede social a Asturias por la situación de Cataluña

Las instalaciones de DuPont, situadas en el valle de Tamón. / MARIETA
Las instalaciones de DuPont, situadas en el valle de Tamón. / MARIETA

La multinacional toma la decisión para asegurar su marco legal y «minimizar el impacto» del desafío independentista en sus operaciones

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Volotea abrió el camino a mediados del mes pasado y ayer DuPont Ibérica se sumó al aún escueto número de compañías que han decidido trasladar su sede social de Cataluña a Asturias debido a la deriva independentista. La multinacional americana, en pleno proceso de fusión con Dow Chemical, se ha convertido en la segunda empresa que cambia Barcelona por el Principado, un movimiento que, no obstante, no tiene ningún efecto sobre los contratos laborales de la plantilla ni sobre sus centros de trabajo y su actividad.

En un escueto comunicado, DuPont Ibérica anunció ayer la decisión de «iniciar los trámites para asentar en Asturias» su sede social. El gigante químico no oculta su malestar por la situación que se ha generado en Cataluña y argumenta el traslado, precisamente, en su empeño por «minimizar el impacto de estas preocupaciones en el desarrollo normal de nuestras operaciones», así como asegurar su marco legal.

El proceso independentista, «sus implicaciones en la sociedad en general y en el mundo de la empresa en particular» han sido el desencadenante del cambio, pero fuentes de la empresa argumentan también que se trata de una decisión lógica, dado que el grueso de las instalaciones de DuPont en la península se encuentran en la región, así como la mayoría de su plantilla. De hecho, en Barcelona apenas cuenta con medio centenar de empleados, frente a los 780 trabajadores directos de la multinacional en las plantas del Principado, una cifra que se eleva a 1.400 si se tienen en cuenta los puestos de subcontratas.

Es la segunda compañía que recala en el Principado debido a la deriva secesionista

Según las mismas fuentes, se trata de un traslado que encaja en el tiempo y que se realiza de forma coordinada con el proyecto de DowDuPont, la macrofusión de los dos gigantes químicos americanos que tampoco está previsto que tenga efectos sobre la plantilla de los centros de trabajo asturianos, cuya presencia se remonta en Asturias a 1990. Con su llegada al Principado desembarcaron también otras multinacionales, como CSC, y se generaron otros negocios. Este es el caso de Chemours, que se escindió de DuPont en 2015 y que ha decidido llevar su centro de servicios en Asturias, que aglutina a 80 trabajadores, desde el valle de Tamón a la antigua sede de la Fundación Laboral de la Construcción (FLC) en Gijón.

El pasado 19 de octubre fue Volotea la que anunció el traslado de su sede social desde Cataluña a Asturias, dado que en el Principado tiene abierta su única base. La aerolínea cuenta con una facturación de más de 300 millones, una plantilla de 850 empleados, una flota de 20 aviones y una previsión de llegar a las 293 rutas en 13 países diferentes el próximo año.

Fotos

Vídeos