Duro reproche a la visita de los ministros: «Es un fraude»

A. S. MIERES.

Ni el más mínimo resquicio al elogio dejó ayer Adrián Barbón al pronunciarse sobre la visita de los ministros de Fomento y Energía, Íñigo de la Serna y Álvaro Nadal. «Es un fraude», dijo, como cada vez que un representante del Gobierno central se desplaza al Principado. El secretario general de la FSA reprochó al primero que acuda a hablar de obras «sin financiación ni plazos» y al segundo, que no haga ningún esfuerzo por garantizar un horizonte de futuro al carbón autóctono.

«Fue una doble visita, solo faltaba un tercero para que parecieran los Reyes Magos», ironizó el líder socialista, bromeando con el hecho de que mientras estos últimos suelen dejar buenas noticias, los ministros que acuden a Asturias lo hacen sin regalos bajo el brazo en forma de compromisos concretos o de dinero contante y sonante. Sus anuncios, bien en infraestructuras, bien en carbón, son «palabras que se lleva el viento».

Fue Barbón muy crítico con el titular de Energía, al que afeó que derive las responsabilidades sobre la situación del carbón a la etapa previa al aterrizaje del PP en la Moncloa, «como si ellos no tuvieran nada que ver, cuando llevan gobernando desde 2011». Los socialistas, dijo, se sienten «escandalizados» con el proceder de un Gobierno que ni cumple los compromisos adquiridos con el sector ni da la batalla en Europa para conseguir que el mineral tenga la consideración de reserva estratégica.

La visita de De la Serna y Nadal «deja bastante que desear», remató, instando al titular de Fomento a escuchar y tomar nota de las palabras de Rajoy cuando, en un episodio similar al vivido estos días con la nevada, reclamaba la dimisión de la ministra socialista Magdalena Álvarez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos