«Asturias es una prioridad para el PP y los presupuestos lo demostrarán con inversión»

El nuevo delegado del Gobierno, Mariano Marín, ayer, en un momento de la entrevista. / JORGE PETEIRO
El nuevo delegado del Gobierno, Mariano Marín, ayer, en un momento de la entrevista. / JORGE PETEIRO

Mariano Marín, delegado del Gobierno en Asturias: «La apuesta del Gobierno por acabar la variante de Pajares es decidida y va por buen camino, finalizar el AVE es un objetivo prioritario»

ANDRÉS SUÁREZ GIJÓN.

Mariano Marín da el salto de la política gijonesa al escenario regional sustituyendo a Gabino de Lorenzo al frente de la Delegación del Gobierno. «Tengo mi propio perfil, mi propio carácter, mi propia forma de actuar», dice cuando se le pregunta por las inevitables comparaciones con su antecesor. Ejercer como portavoz en el Principado de la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy y actuar como enlace con la administración regional para facilitar una coordinación fluida son dos de sus principales objetivos.

-¿La sombra de Gabino de Lorenzo es muy alargada? Quiero decir, ¿le inquieta sustituir como delegado del Gobierno a alguien con un perfil político tan marcado?

-No, no me inquieta, ni mucho menos. Yo soy Mariano Marín, tengo mi propio perfil, mi propio carácter, mi propia forma de actuar, y no me inquieta. Me conozco a mí mismo, llego a un sitio nuevo, tendré que aprender muchas cosas, pero mi predisposición es asimilarlo todo y trabajar.

-¿Ha hablado con De Lorenzo?

-Aún no.

-Pero lo hará, supongo. Habrá una suerte de traspaso de poderes o algo así.

-Sería lo lógico.

-Por la forma en que se han producido los acontecimientos, una renuncia en la noche del jueves y un relevo exprés el viernes por la mañana, hay quien piensa que se fue antes de que le echaran.

-Entiendo que es una sucesión natural y que hay que verlo con esa misma naturalidad. A los 75 años ya has cumplido con una labor importante. Hay que verlo, por tanto, con normalidad.

-Valore su gestión.

-Ha trabajado durante muchos años por Asturias y por España y se lo agradezco. Y respeto al máximo la decisión que tomó de, a sus 75 años, abandonar la Delegación del Gobierno. Hay un hecho objetivo: Gabino cambió Oviedo cuando fue alcalde. Fue un cambio radical y tenemos que agradecérselo.

-¿Su perfil y su labor van a ser muy diferentes?

-Voy a intentar que se vea claramente lo que hace el Gobierno de España por los asturianos. Y que entre el Gobierno central y el autonómico hay una relación de máxima fluidez.

-El viernes, tras conocerse el relevo, la presidenta del PP, Mercedes Fernández, dijo con toda la intención que la Delegación del Gobierno necesitaba un impulso. ¿Coincide con esa apreciación?

-Como le decía antes, sé lo que tengo que hacer: que haya fluidez entre el Gobierno central y el autonómico y transmitir a los asturianos todas las cosas buenas que hace el Gobierno de España.

-Su llegada al cargo y la salida de De Lorenzo apunta a un PP monolítico en torno a la figura de Mercedes Fernández, sin críticos alrededor.

-Mercedes Fernández está trabajando de forma sensacional por Asturias. Es una patriota española y asturiana de quitarse el sombrero. Ha conseguido tener un partido fuerte, unido y cohesionado y en ello continúa trabajando.

-Una vez en el cargo, ¿cuáles serán sus prioridades?

-Hay cuestiones que preocupan mucho. El empleo, por ejemplo: transmitir a los asturianos las buenas políticas que en esta materia se están haciendo. O los presupuestos, que se aprueban el martes, con una previsión de muchos millones para Asturias que, en caso de que otros partidos se opongan, van a quedar bloqueados. Unos presupuestos en los que hay más dinero para la financiación autonómica o para las pensiones mínimas y de viudedad.

«El PSOE las congeló»

-Sospecho que le va a costar defender ante los pensionistas asturianos esa subida del 0,25%.

-Tenemos que seguir explicándolo. El PP es el único partido que jamás ha congelado las pensiones. El único que, más o menos, siempre las ha subido. Acordémonos de lo que ocurrió con el PSOE y Zapatero, que las congeló.

-¿Piensa que el PSOE, pese a las diferencias que le separan del PP, debería apoyar los presupuestos?

-Por supuesto.

-No parece que vaya a ser así.

-Tendría que actuar con responsabilidad y pensando en el interés general y en el de Asturias. Son unos presupuestos fundamentales.

-Va a ser el rostro que defienda, entre otras cosas, la política de infraestructuras. Ahí sigue la variante de Pajares, cerrada.

-Hay una apuesta decidida y clara del Gobierno de Mariano Rajoy por las infraestructuras y por la variante de Pajares.

-¿Y no le parece que, primero con el PSOE y ahora con el PP, Asturias es una región olvidada, en comparación con otras?

-No lo creo. La autovía del Cantábrico está terminada, hay una apuesta clara por el AVE... Pero hay unas condiciones orográficas que hacen que a veces los proyectos se atasquen. El compromiso de este Gobierno es firme y claro.

-¿Se desbloqueará definitivamente el plan de vías de Gijón?

-Está desbloqueado y la firma del convenio es inminente. Una inversión de más de 800 millones que será muy positiva para Gijón. En estos presupuestos ya aparecerá la partida correspondiente para estudios e informes, y será a partir de 2020 cuando llegue el grueso de la inversión para acometer las obras de verdad. La apuesta es firme.

-¿Puede garantizar que el presupuesto que se aprobará el próximo martes hará una apuesta inversora por Asturias?

-Creo que así va a ser.

-¿Y puede sostener que Asturias es una prioridad para el PP?

-Siempre lo ha sido y así se va a ver en estos presupuestos. Me remito, por ejemplo, a nuestra posición sobre las centrales térmicas. ¿Vamos a compararla con la del PSOE a nivel nacional, que quiere suprimirlas? El Gobierno también está cumpliendo el plan de la minería, que se pactó por consenso.

-Escucho al PSOE y dice que todos los males del carbón son responsabilidad del PP.

-Eso es pura demagogia. El PSOE dice una cosa en el ámbito nacional pero luego aquí Javier Fernández tiene que cambiar el discurso.

-¿Será un delegado condescendiente con el Gobierno central o exigente?

-Soy leal al Gobierno pero vivo en Asturias, y los problemas que aquí vea los voy a transmitir a Madrid. Actuaré de forma seria y clara para que en Madrid entiendan los problemas que aquí tenemos.

-Dice esperar una relación fluida con el Principado. Una cosa es que lo espere y otra, que lo consiga.

-Espero que sea así. Mi intención es que sea una relación fluida y cordial. Si no es así no será por que yo no lo haya intentado.

-¿Le preocupa el debate de la seguridad? Los datos dicen que Asturias es una región segura, pero la coincidencia en la desaparición de tres mujeres en un mismo lapso de tiempo ha creado una sensación de alarma.

-Hay que transmitir un mensaje claro de seguridad. Asturias es una región segura, tenemos unas fuerzas de seguridad excelentes que trabajan las 24 horas del día y en esa labor tenemos que confiar. Consecuencia de ella, los datos señalan que Asturias es una de las regiones más seguras.

La situación en Gijón

-Aunque seguirá como presidente del PP de Gijón, deja el acta de concejal. ¿Le molesta salir del ayuntamiento con un partido que no pasa por sus mejores momentos?

-Discrepo de ese análisis. Permítame hacer política ficción: en estos momentos, el PP tendría unos resultados complemente distintos.

-Sin ir a la política ficción y ciñéndonos al resultado de 2015, son tres concejales.

-Pero ese resultado se produjo en unas circunstancias que todos conocemos, todos sabemos las luchas que había entonces. Esas luchas han desaparecido y hoy hay cohesión. Dejo el cargo de concejal con la sensación de que los tres asientos que ocupamos en el pleno en 2019 serán seis, siete, ocho... Y todavía nos queda por trabajar hasta entonces.

-¿Ve al PP en condiciones de ganar en Asturias y en Gijón?

-Claramente.

-La pujanza de Ciudadanos amenaza esa expectativa, ¿no cree?

-Ciudadanos tiene ahora un momento... Pero es como un bizcocho que luego se deshincha. Yo lo llamo el partido camaleón: si hay que ponerse azul, coge una idea azul; si hay que ponerse rojo, una roja. Tarde o temprano, la gente se dará cuenta de que no es un partido de gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos