España asume la misión de Malí en un clima creciente de inseguridad

María Dolores de Cospedal con las tropas en Malí./Ministerio Defensa
María Dolores de Cospedal con las tropas en Malí. / Ministerio Defensa

El Ejército redobla sus efectivos hasta los 300 militares con el objetivo de impedir que la región sea un «santuario terrorista»

Mateo Balín
MATEO BALÍNEnviado especial en Bamako

Malí vive uno de sus tres días de luto nacional por los 40 asesinados en la última semana. La heterogénea confluencia de grupos independentistas y terroristas en el norte y del crimen organizado de drogas, armas y personas en el este, un triángulo fronterizo con Burkina Faso y Níger, han generado un escenario de creciente inseguridad. Quizá el peor momento desde que la misión militar europea en el país africano (EUTM) se desplegara hace cinco años con el objetivo de recuperar a un débil ejército maliense barrido por la fuerza criminal.

En este "preocupante escenario", España asume desde hoy el mando de la operación de adiestramiento y formación militar, formada por 25 países de la Unión Europea y que cuenta con cerca de 600 efectivos, 300 de los cuales los aportan las Fuerzas Armadas españolas. El general de brigada Enrique Millán Martínez llevará las riendas de la misión los próximos diez meses, en sustitución de su colega belga Bart Laurent.

El cometido de este oficial de 56 años formado en la Academia General Militar de Zaragoza será rematar la tercera fase de la misión de adiestramiento de las tropas locales. Este operativo consiste en fortalecer las academias y escuelas castrenses malienses en el centro y sur del país. Un basto territorio que duplica la superficie de la Península Ibérica. "La formación militar tiene que estar acompañada del fortalecimientos de la escala de oficiales y suboficiales, formar líderes locales y que el reclutamiento alcance los 41.000 efectivos en 2019", ha asegurado el general Millán horas antes de asumir el mando.

En el acto estará presente la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que esta mañana ha saludado al contingente español en el cuartel general de Bamako, un hotel ubicado en el medio de la populosa ciudad de dos millones de habitantes. "La misión adquiere mayor complejidad en este momento. Asumimos el mando con la intención de ayudar a las tropas malienses a que el país no sea pasto del terrorismo y la criminalidad y evitar que la inseguridad alcance a toda la región del Sahel, patio trasero de España", ha afirmado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos