«Ni un euro menos que a los mossos»

Miles de personas, ayer, en la antigua plaza de La Gesta, donde concluyó la marcha. / FOTOS MARIO ROJAS
Miles de personas, ayer, en la antigua plaza de La Gesta, donde concluyó la marcha. / FOTOS MARIO ROJAS

Más de 10.000 personas reclaman en Oviedo la equiparación de los sueldos entre los cuerpos de seguridad | Todos los partidos políticos, incluido el PP, «exigen» al Gobierno de Rajoy una subida salarial para policías nacionales y guardias civiles

ANA MORIYÓN OVIEDO.

Más de diez mil personas recorrieron ayer las principales arterias de Oviedo con una misma consigna: «mismo trabajo, mismo salario». La manifestación convocada por la plataforma Jusapol (Justicia Salarial Policíal) para reclamar la equiparación salarial entre los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil y los integrantes de las policías autonómicas (Mossos, Ertzaintza y Policía Foral de Navarra) y las policías locales resultó un éxito en cuanto a asistencia, pero, además, logró lo que pocas concentraciones consiguen: aglutinar a representantes de todos los partidos políticos detrás de una misma pancarta. Rezaba: «Equiparación ya, unanimidad policial».

Una marea de banderas de España y de Asturias, pero también de otras comunidades vecinas como Galicia, Cantabria, País Vasco y Castilla y León, portadas por miembros de los cuerpos de seguridad del Estado, familiares y simpatizantes, inundó la capital asturiana, que desprendía ambiente festivo, pero también reivindicativo. «Montoro, escucha, abre la hucha», coreaban los asistentes.

La plataforma Jusapol, que ya ha organizado manifestaciones de este tipo en Madrid, Barcelona y Sevilla y tiene programadas medio centenar más por todo el país, calcula que en la actualidad existe una diferencia salarial de unos 600 euros mensuales entre los cuerpos y fuerzas de seguridad nacionales y autonómicos. Exigen la equiparación progresiva en tres años (200 euros más cada año), lo que supondría reservar para este fin unos 1.500 millones de euros, pero se quejan de que el Gobierno nacional pretenda resolver el conflicto con unos 600.000 euros. Esto es, una subida inicial de 50 ó 60 euros en la nómina.

Más información

El portavoz de la plataforma en Asturias, Mario Villabeirán, se quejó de que el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, anunciara en plena crisis catalana una subida salarial para estos agentes (que en la actualidad cobran entre 1.300 y 1.400 euros al mes), y que ahora haga una oferta «irrisoria» y que «no responde a nuestras expectativas». «Ni un euro menos que los mossos, los forales o los ertzaintas», se podía leer en otra de las pancartas de la marcha. Los afectados -unos dos mil en Asturias- ya avisan de que no se rendirán y ayer lo hacían al grito de «lucha, lucha, si no se nos escucha; guerra, guerra, si esto no se arregla». Consignas que se entremezclaban con las bocinas, los petardos y las tracas, los himnos de España y de la Guardia Civil y hasta el sonido de las gaitas.

«No más palabrerías»

La multitudinaria manifestación comenzó al mediodía junto a la estación de tren de Oviedo y concluyó en la antigua plaza de La Gesta, donde todos los grupos políticos tuvieron oportunidad de participar con breves discursos, que generaron entre el público diferentes reacciones. El representante del PP, el diputado Matías Rodríguez Feito, se llevó la peor parte. De poco sirvió que ofreciera el apoyo del PP asturiano y prometiera trasladar la reivindicación al propio ministro, porque solo recibió abucheos. «Estamos aquí para exigir al Gobierno de España lo que al PP asturiano nos parece una reivindicación justa y necesaria. Ya no es tiempo de palabrerías ni de discursos», llegó a decir. El diputado fue, de hecho, uno de los dirigentes políticos que encabezó la marcha junto a la vicesecretaria general del PSOE y el secretario general de la FSA, Adriana Lastra y Adrián Barbón, respectivamente; el vicepresidente primero del Congreso y portavoz de Ciudadanos Asturias, Ignacio Prendes; la coportavoz de Podemos Asturias, Nuria Rodríguez y la presidenta de Foro, Cristina Coto. Entre los asistentes se vio también al secretario de Organización de IU, Alejandro Suárez, así como diputados autonómicos y dirigentes de todos los partidos con representación en la Junta, pero también extraparlamentarios, como VOX y UPyD.

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE), Adrián Barbón, incidió en que los socialistas apoyan esta mejora salarial porque es una «cuestión de dignidad y justicia» a la que el Gobierno de Mariano Rajoy no acaba de dar respuesta porque «promete mucho, pero cumplir, no cumple nada». Ignacio Prendes, que se atavió con una camiseta reivindicativa, se llevó los mayores aplausos durante su intervención pública, donde hizo una referencia explícita a la labor de los agentes en el conflicto catalán. Manifestó que es «clave» conseguir la «equiparación» por una cuestión de «justicia y dignidad» y exigió al Gobierno central que se deje de «engaños y retrasos» porque, se comprometió, el apoyo de su grupo a los presupuestos dependerá de esta cuestión.

«Ejemplar»

La portavoz adjunta de Podemos en la Junta, Lorena Gil, señaló que la Administración debe ser «ejemplar» a la hora de ofrecer empleo de calidad y destacó la labor que estos efectivos realizan, citando incluso sus últimas actuaciones durante el temporal de nieve para llegar a vecinos incomunicados. Igual que hiciera minutos más tarde sobre el escenario instalado en antigua plaza de La Gesta la nueva coportavoz de Podemos Asturias. Nuria Rodríguez recordó que fue la formación morada la primera en pedir en el Congreso esta equiparación y que fue rechazada por el PP y Ciudadanos. Un discurso de índole político que no gustó a los presentes. Mayka Barros, secretaria de Movimientos Sociales en IU, defendió que un estado democrático «tiene que garantizar el mismo salario a las personas que desempeñan las mismas funciones»; mientras que la presidenta de Foro, Cristina Coto, puso el acento en la necesidad de garantizar que esa equiparación se mantenga en el tiempo. «Debe establecerse un criterio firme para que se garantice en el futuro», anotó.

Además de representantes políticos de todos los partidos, arropando a los afectados se pudieron ver diferentes colectivos, como la Federación de Asociaciones de Vecinos de Asturias, que participó en la marcha con una pancarta en la que se recordaba a los agentes que «no estáis solos» y les daban las «gracias por el trabajo realizado». También acompañaron a los afectados policías jubilados, que aprovecharon para reivindicar «pensiones justas» y recordar que, ellos, «también votan». «El tiempo corre y no en su favor, Zoido, porque en nada están aquí las elecciones», se advirtió por la megafonía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos