«No estoy a favor de la oficialidad, pero admito la posición del PSOE»

D. F. OVIEDO.

-¿Cómo está viendo el debate sobre la oficialidad del asturiano?

-No me gusta. Porque lo veo desde el Occidente, donde hablar del asturiano, en singular, no sienta bien. Cuando Asturias es la única región plural lo es por algo. En Occidente, la fala, porque no nos gusta que nos digan que hablamos gallego-asturiano, está viva, forma parte de un paisaje cultural. En esta comarca oir a hablar de 'asturianu', en singular, produce rechazo. No nos obliguen a hablar algo académico, déjennos hablar como nos han enseñado nuestros padres.

-Entiendo que no es partidario de la oficialidad, pese a que el PSOE la ha incluido en su programa.

-La oficialidad no entra en el proyecto de este Gobierno y ahora forma parte de una resolución del último congreso de la FSA. No estaba a favor de esa resolución, pero admito la posición del partido. Ahora bien, después de predicar hay que dar trigo. Y la forma de dar trigo sí me importa, porque si me obligan a decir perru cuando donde vivo se habla de can...

-¿Comparte la comparación que desde el PP se hace de los defensores de la oficialidad con el nacionalismo más radical?

-El nacionalismo tiene otros componentes, uno sin duda el idioma, pero no creo que nadie que defienda la oficialidad se sitúa en extremos tan patológicos como los que algunos vaticinan para Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos