Javier Fernández acepta negociar un acuerdo con las propuestas conjuntas de Podemos e IU

Javier Fernández, en la nueva sede, junto a Nuria Devesa, Guillermo Martínez y Fernando Lastra. / PABLO LORENZANA
Javier Fernández, en la nueva sede, junto a Nuria Devesa, Guillermo Martínez y Fernando Lastra. / PABLO LORENZANA

El presidente saluda la posibilidad de que ambas formaciones alcancen un pacto previo, siempre que sea «asumible y no desnaturalice el programa socialista»

ANA MORIYÓN OVIEDO.

La oferta de diálogo realizada el pasado 30 de junio por Javier Fernández vía carta a Podemos e Izquierda Unida, para tratar de alcanzar un acuerdo que dote de estabilidad al Gobierno regional, no ha tenido el resultado que inicialmente buscaba el PSOE, a quien las direcciones de estas dos formaciones políticas ni tan siquiera han respondido formalmente. Pese a eso, Javier Fernández no parece dispuesto a tirar la toalla y sigue dispuesto a alcanzar acuerdos con estos dos grupos para sumar una mayoría parlamentaria de izquierdas, aunque para ello tenga que esperar a que, previamente, fijen de forma bilateral sus propias prioridades.

El PSOE no ha conseguido sentarse a negociar con estas dos fuerzas políticas porque la formación morada y la coalición han optado por dar la espalda al Ejecutivo e iniciar conversaciones a dos bandas al margen del partido que lidera Javier Fernández. Tanto IU como Podemos han manifestado su intención, a través de los medios de comunicación y mediante cartas que se han intercambiado, de hacer un frente común ante el Gobierno socialista, si bien cada formación lo hace con una meta diferente.

La coalición busca sumar los votos de Podemos e IU para otorgar a estos grupos parlamentarios mayor «capacidad de protesta» ante el Gobierno regional e imponer, de esta forma, «un giro a la izquierda» de los socialistas en el Parlamento. Podemos ve este acercamiento con IU con una óptica distinta y habla más de construir una «alternativa» al Ejecutivo de Javier Fernández que de presionarle para que acate las propuestas conjuntas que puedan surgir en esta negociación a dos bandas. Un planteamiento que requeriría del apoyo de otras formaciones políticas y que, al menos por el momento, parece inviable.

Guillemo Martínez ve «hipócrita» la actitud de Podemos e IU, que en Madrid reclaman entendimiento

El presidente del Gobierno, Javier Fernández, es consciente de que Podemos e IU por sí solos no podrán sacar adelante sus acuerdos y ayer, en un nuevo intento de alcanzar un acuerdo con estas formaciones, dijo estar dispuesto a negociar las propuestas conjuntas que puedan surgir de estas conversaciones a dos bandas que parece que tendrán lugar este mismo mes de julio. Javier Fernández saludó esta posibilidad, siempre y cuando las propuestas que resulten de estas conversaciones sean «asumibles y no desnaturalicen» el programa socialista. «No me parecería mal», llegó a decir durante la inauguración de la nueva sede de la FSA.

El presidente regional formalizó a finales del pasado mes de junio su oferta de negociación mediante el envío de cartas a las direcciones políticas de Podemos e IU. Sin embargo, quiso subrayar ayer, su ofrecimiento no es nuevo. «En sede parlamentaria una y otra vez insté a que la izquierda asturiana, mayoría política, se convirtiera en una mayoría parlamentaria. Lo dije a viva voz muchas veces y ahora lo plasmé en una carta. No hay nada nuevo, salvo el formato», declaró. Ahora, el también secretario general de la FSA confía en que, de una u otra forma, pueda alcanzarse este acuerdo para poder sacar adelante diferentes iniciativas legislativas que están bloqueadas en la Cámara e, incluso, los presupuestos del próximo ejercicio.

Menos amable se mostró Guillermo Martínez con Podemos e Izquierda Unida. El portavoz del Gobierno calificó su actitud ante la oferta negociadora socialista de «hipócrita» ya que, reprochó, mientras a nivel nacional Unidos Podemos pide llegar a acuerdos, en el Parlamento asturiano promueven un frente común.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos