Fernández no será «obstáculo» para acuerdos con IU mientras «no se desnaturalice» su programa

Javier Fernández, esta mañana, en la Junta General. / Mario Rojas

El presidente del Principado pide dejar atrás una actitud «vetocrática» y «no marear más la perdiz»

EUROPA PRESSOviedo

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, ha dicho este viernes al portavoz de IU, Gaspar Llamazares, que ni él ni su Gobierno serán "obstáculo" para los acuerdos que pretendan alcanzar la nueva dirección de la Federación Socialista Asturias (FSA-PSOE) e Izquierda Unida mientras "no se desnaturalice" el programa con el que se presentó a las elecciones.

Durante su intervención en respuesta a una pregunta de Llamazares en sesión plenaria sobre las prioridades de su Ejecutivo, Javier Fernández ha recordado que este verano atendió a su petición a diálogo enviando una carta a IU y Podemos sin recibir respuesta más allá del "desdén" en medios de comunicación.

"Me pidió que buscara el acuerdo y lo hice", ha remarcado, apuntando que no le interesa "figurar" sino tratar "con seriedad" la necesidad de alcanzar acuerdos para favorecer la gobernabilidad de la comunidad y sacar adelante los presupuestos. "Es un asunto serio y hay que tratarlo con seriedad", ha reclamado.

Al respecto, ha valorado que IU vea como "oportunidad" el cambio en la dirección de la FSA, de la que ha sido secretario general hasta el último congreso. "Me parece bien, hablen con la FSA", ha señalado, asegurando que está "encantado" con la posibilidad de "acordar" desde el compromiso con el programa electoral socialista.

"Veremos esa disposición para el presupuesto", ha apuntado, recordando que esta tarde se inician las negociaciones sobre las cuentas para 2018 y será IU el primer grupo con el que hablará su Ejecutivo. Por ello, ha pedido dejar atrás una actitud "vetocrática" frente al Gobierno y "no marear más la perdiz porque la perdiz está absoluta y totalmente mareada".

Por su parte, Llamazares ha apuntado como cambios positivos de los últimos tiempos la presentación de un plan de residuos que excluye la incineración, el anuncio del contrato-programa con la Universidad o el cambio de dirección de la FSA, con su nuevo secretario general, Adrián Barbón.

Gaspar Llamazares confía en que esos cambios y otros de carácter social se materialicen y permitan "recuperar la confianza de los ciudadanos en la política". Entre las prioridades de IU para concretar acuerdos con los socialistas estaría la ley de derechos sociales, definir el futuro de la red educativa de 0 a 3 años, la orientación del sistema sanitario hacia la atención primaria y la salud pública, la ley de transparencia y la oficina anticorrupción, así como el impulso al área metropolitana y la prevención de la contaminación del aire, o la oficialidad del asturiano.

Fotos

Vídeos