Fernández quiere un modelo territorial «con lealtad, solidaridad e igualdad»

Javier Fernández recibió la insignia de oro del centro asturiano de La Coruña de manos de su presidente, José Manuel Rodríguez. /  EFE / CABALAR
Javier Fernández recibió la insignia de oro del centro asturiano de La Coruña de manos de su presidente, José Manuel Rodríguez. / EFE / CABALAR

En un acto en Galicia, el presidente pide impulsar el corredor ferroviario atlántico y el enlace con los puertos de La Coruña, Vigo, Gijón y Avilés

E. C. LA CORUÑA.

El presidente del Principado, Javier Fernández, defendió ayer un modelo de Estado federal que cumpla los principios de «lealtad, igualdad y solidaridad» , y que sirva en el Noroeste para que todas las comunidades aborden de manera conjunta los actuales problemas comunes. Fernández se pronunció en estos términos tras recibir la insignia de oro del centro asturiano de La Coruña.

Al hilo de la situación que se vive en Cataluña, Fernández abordó la situación del modelo territorial y defendió tres principios básicos: «Lealtad, igualdad y solidaridad». «Si bien es cierto que en la práctica existen tantos modelos federales como países, tampoco nos engañemos: el federalismo de buena ley se asienta en la lealtad y la solidaridad; lo otro son aproximaciones, como en la lotería, o, en el peor de los casos, deformaciones», razonó.

«Sostengo -añadió- la obligación política consecuente de cooperar para afrontar (los problemas) conjuntamente», agregó, marcando como objetivo «un mejor Estado, una mejor España común». A pesar de los actuales problemas, sostuvo que «esta es la mejor España» que ha habido «jamás», en la que se puede compatibilizar «ser asturiano -o de otro lugar- con ser español y europeo».

Fernández, por otro lado, reclamó que las comunidades del Noroeste peninsular, entre las que incluyó a Galicia y Castilla y León, fomen un frente común para impulsar, entre otros asuntos, el corredor ferroviario atlántico.

El jefe del Ejecutivo regional recordó la importancia de la autovía del Cantábrico, recientemente terminada tras veinticinco años de obras. «Esa autovía es una obra vertebral para la cornisa cantábrica, sobre cuya relevancia no cabe duda. Ustedes, que probablemente recorran con cierta costumbre el trayecto hasta Asturias, habrán comprobado cuánta mejora ha supuesto en tiempo, en seguridad y en comodidad», dijo.

Declaración institucional

Una vez terminada esta vía, existe «otra ambición» relacionada con las comunicaciones del Noroeste, que los consejeros de Infraestructuras de Galicia, Castilla y León y Asturias han plasmado en «una declaración institucional que expresa una demanda común». Fernández respaldó así la petición de un «corredor ferroviario atlántico» que «dé prioridad al enlace con los puertos de Vigo, A Coruña, Avilés y Gijón» y «se complete posteriormente con una línea de costa entre A Coruña, Avilés y Gijón», similar «al existente en el corredor mediterráneo», que más tarde conecte con Francia.

El presidente asturiano se mostró asimismo partidario de «la cooperación» frente a «la competencia entre administraciones», una idea que exportó a los problemas del Noroeste peninsular, «relacionados con la protección ambiental, la lucha contra los incendios forestales y si cabe hacer escalas, incluso más grave, el declive demográfico».

Fernández explicó que busca «fomentar una conciencia común del Noroeste peninsular» para «asumir que la concurrencia de circunstancias geográficas, económicas y de otro tipo» ha provocado que las comunidades de la zona compartan problemas que deben ser afrontados «conjuntamente».

En La Coruña, Javier Fernández fue recibido por el alcalde de la ciudad, Xulio Ferreiro; el exalcalde Francisco Vázquez; el subdelegado del Gobierno en la provincia, Jorge Atán; y la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Beatriz Mato.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos