Gaspar Llamazares acusa a Garzón de tratar a IU de Asturias como «Roma a la aldea gala»

Gaspar Llamazares acusa a Garzón de tratar a IU de Asturias como «Roma a la aldea gala»
Gaspar Llamazares conversa en la Junta General con el portavoz del gobierno asturiano, Guillermo Martínez, y la diputada Concha Masa. / EFE

El secretario federal de Organización convoca en Oviedo a la Comisión de Conflictos para evitar una ruptura en la coalición

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

Izquierda Unida de Asturias se juega hoy gran parte de su futuro. El responsable federal de Organización de la coalición, Ismael González, acudirá esta tarde a Asturias para participar en la comisión de conflictos que él mismo ha convocado ante el órdago lanzado desde IU de Asturias, que aprobó el lunes no celebrar este fin de semana la consulta sobre la confluencia con Podemos que convocó la dirección federal y celebrar una propia. Además, en esta votación, la federación asturiana quiere aprovechar para someter a votación de sus afiliados su blindaje jurídico propio.

Esta situación ha dejado a Izquierda Unida de Asturias al borde de la ruptura con la dirección federal.Es más, su coordinador general, Alberto Garzón, advirtió el pasado martes en una carta remitida a su homólogo en la región, Ramón Argüelles, en la que le advertía de que no está dispuesto a aceptar lo que interpreta como una rebelión y planteaba, incluso, la «intervención» de la federación asturiana.

Ismael González insistió ayer en que la dirección asturiana «tiene la obligación de garantizar los derechos de los afiliados y simpatizantes para poder votar la consulta estatal y que, ante un posible sabotaje, Izquierda Unida federal garantizará la presencia de urnas el domingo».

Ejemplo de Galicia y Andalucía

El responsable de Organización recalca que la consulta estatal «no es incompatible» con otra de ámbito autonómico, poniendo como ejemplo las que se celebrarán en Galicia y Andalucía.

A la Comisión de Conflictos de esta tarde, en la que participarán además del coordinador regional representantes de las distintas sensibilidades de la coalición, la mayor parte de ellas contrarias a la consulta y a la confluencia propuesta por la dirección federal, se intentará llegar con una propuesta que evite la temida ruptura entre Izquierda Unida de Asturias e IU federal. Si no hay acuerdo, esa posibilidad estaría más cercana.

Y a esta reunión se llega después de que el portavoz de la coalición en la Junta General, Gaspar Llamazares, acusara ayer a Izquierda Unida federal, dirigida por Alberto Garzón, de tratar a IU de Asturias «como Roma hacía con la aldea gala» en los populares cómics de Astérix y Obélix.

El diputado regional, que representa uno de los sectores más críticos con la dirección nacional de la coalición, afirmó a EL COMERCIO que «estamos entre dictados y plebiscitos para imponer de nuevo la coalición con Podemos que provocará confusión y subordinación. Se empecinan en el error y no admiten la discrepancia. Están obcecados. Quieren doblegar la posición mayoritaria de Asturias de presentarse a las elecciones con su propia identidad y sus alianzas. Nos tratan como a la aldea gala».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos