El Gobierno marca distancias con la oficialidad y Barbón celebra que las bases debatan

A. S. OVIEDO.

El debate sobre la oficialidad del asturiano comienza a latir con fuerza en el seno del PSOE en vísperas del congreso regional. Los promotores de la iniciativa 'Socialistes pela oficialidá' presentaron ayer la enmienda que quieren someter a debate en el citado cónclave, que plantea un modelo progresivo que aproveche el momento en que se produzca una reforma del Estatuto de Autonomía. El movimiento es visto con distancia por parte del Ejecutivo regional, mientras Adrián Barbón, candidato a la secretaría general de la FSA, celebró que la militancia «debata libremente» aunque no fijó su postura personal.

La enmienda en cuestión, presentada ayer en la casa del pueblo de Oviedo por María Luz Pontón y Xuan García Vijande, cuenta con el apoyo de rostros representativos como el eurodiputado Jonás Fernández. Respaldada tanto por afines a Barbón como al otro aspirante, José María Pérez, plantea aprovechar el momento en que se reforme el Estatuto para impulsar una oficialidad «de aplicación progresiva, de acuerdo a las circunstancias sociolingüísticas y a las necesidades culturales de Asturias».

A sabiendas de que es una cuestión sensible, las reacciones fueron prudentes. El Gobierno regional, a través de su portavoz, Guillermo Martínez, marcó distancias, remitió la discusión al ámbito orgánico y precisó que se ceñirá a su programa político, que no contempla la oficialidad.

Barbón señaló que «este es el momento de la militancia» y consideró «positivo» que la gente debata de este y otros temas «sin coartar su libertad». Pérez, por su parte, se remitió a la discusión de este y otros asuntos en el próximo congreso.

Fotos

Vídeos