Montoro desvela que la Generalitat ha rectificado y sí envía los certificados semanales de gastos

Hacienda controlará otros 4.500 millones del Ejecutivo catalán; el PDeCAT dice a Montoro que le juzgará la historia por intervenir Cataluña y el ministro replica: «Es la ley que apoyaron»

EUROPA PRESSMadrid

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha desvelado este miércoles que la Intervención General de la Generalitat ha rectificado y sí ha continuado esta semana enviando los certificados semanales de gastos; esos mismos gastos que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, anunció que no se volverían a remitir.

En su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso explicando las medidas que el Gobierno acordó el pasado 15 de agosto para intervenir las cuentas de Cataluña, Montoro ha asegurado que el día 18 llegaron las certificaciones exigidas por Hacienda correspondientes a la semana pasada y que hoy mismo les han enviado las de esta semana.

Fuentes del departamento de Economía de la Generalitat han asegurado que la Interventora General de la Generalitat, Rosa Vidal, decidió acatar esa orden judicial una vez que el Tribunal Supremo rechazó la petición del Govern de suspender cautelarmente la obligación que le había impuesto el Gobierno central de informarle de sus gastos.

Así pues, el lunes la Interventora de la Generalitat certificó con su firma que los pagos hechos entre el 3 y el 10 de septiembre no habían servido para sufragar el referéndum, y el miércoles remitió a Hacienda otro informe acreditando que tampoco se habían sufragado gastos del referéndum entre el 10 y el 17 de septiembre.

Más información

«En riesgo la recuperación»

El ministro ha advertido de que las políticas llevadas a cabo por la Generalitat, que "se dedica a otras finalidades" en vez de gestionar la estabilidad presupuestaria, "pone en riesgo la recuperación" no solo de esta autonomía, sino de toda España. Incluso ha especificado que la situación de las cuentas catalanas es "una amenaza directa" para la Hacienda pública, ya que el Estado es "el máximo acreedor" de Cataluña.

Montoro ha reprochado la "falta de lealtad institucional" de la Generalitat que, según ha asegurado, "puede hacer quebrar el sistema que está haciendo posible la salida de la crisis" e incluso el sostenimiento de los servicios públicos fundamentales, por lo que "es la obligación del Gobierno evitarlo", ha constatado.

La comunidad tiene una deuda total con todos sus acreedores, incluidas entidades financieras, de 75.433 millones de euros "la más alta de todas las comunidades autónomas, tanto en volumen como per cápita". De hecho, Cataluña debe al Estado por la financiación recibida un total de 50.627 millones de euros, el 67,1% del total de su deuda, cuando en 2012 este porcentaje era del 16%.

Montoro ha manifestado que es "paradójico y lamentable" que siendo Cataluña la que "más se ha beneficiado" de los mecanismos de liquidez establecidos por el Estado, como el FLA, que aporta el 19% del PIB estatal y que está a la cabeza en crecimiento y creación de empleo "sea la que tiene hoy peor calificación y la prima de riesgo más elevada".

Algo que el ministro ha atribuido a las políticas llevadas a cabo por la Generalitat, a la que ha recordado que "la liquidez que le ha dado el Estado español le ha venido muy bien", al igual que a toda España, porque esta comunidad "es absolutamente clave para impulsar la recuperación económica que estamos viviendo y creación de empleo".

Según ha asegurado Montoro, la aportación de los mecanismos de liquidez ha sido "especialmente positiva" para Cataluña, una de las comunidades que tenía una situación financiera "más delicada" y que más ha recibido, un total de 69.278 el 29,5% del total.

De esta cuantía, 23.008 millones se han destinado al pago directo a proveedores, un capítulo en el que vuelve a ser la comunidad que más ha recibido, y con el que se han pagado 1,6 millones de facturas de proveedores de la comunidad.

Esto le ha supuesto a Cataluña "unos ahorros de 9.979 millones de euros", ha especificado Montoro, y que se transformarán en un ahorro de más de 19.000 millones de euros a lo largo de la vida de estos préstamos, lo que supone un 39% de los ahorros que obtendrán el conjunto de las comunidades que han accedido a los fondos de liquidez.

Reacciones a la no disponibilidad de crédito

La decisión adoptada anoche por el ministro de Hacienda por la que acuerda la no disponibilidad de crédito de la Generalitat en el gasto de los servicios no fundamentales de esta comunidad autónoma afecta a unos 4.500 millones de euros, según han informado fuentes de Hacienda.

Montoro ha adoptado esta decisión una vez que habían transcurrido las 48 horas que el Gobierno dio a Carles Puigdemont para que realizara un acuerdo de no disponibilidad de crédito de esa parte del Presupuesto que afecta a servicios no fundamentales. La decisión, que supone que la comunidad autónoma no podrá incurrir en más gastos de los previstos, se publicará mañana en el BOE y ha sido comunicada ya al Gobierno catalán.

Esta medida forma parte de la orden ministerial de Hacienda anunciada el viernes tras el consejo de ministros y publicada en el BOE del sábado 16 de septiembre. En ella, el Gobierno acuerda también asumir directamente el pago de las nóminas de la Generalitat y de los servicios fundamentales: Sanidad, Educación y Servicios Sociales.

Ferrán Bel, alcalde de Tortosa (Tarragona) y diputado del PDeCAT, ha acusado al ministro de haber intervenido la autonomía de la Generalitat y que por ello la historia le juzgará, a lo que el ministro le ha contestado que es el resultado de aplicar la Ley de Estabilidad que el PDeCAT apoyó y que a la antigua Convergència también se le juzgará por pasar de respaldar esa norma a apoyar un proceso independentista.

El debate se ha producido en el Pleno de control al Gobierno en el Congreso, donde Montoro ha respondido a una pregunta del PDeCAT y otra de En Comú sobre la intervención de las cuentas. Bel ha exhibido la orden que recoge esas medidas y que publicó el pasado sábado el BOE y le ha preguntado al ministro cómo tiene "la vergüenza política" de afirmar en el Congreso que Cataluña es "el territorio más descentralizado del mundo". El diputado y alcalde ha criticado las acciones judiciales y policiales contra el referéndum, que no son "la respuesta" que Cataluña espera, ha advertido. "Quizá a usted y al señor Rajoy no les juzgue el Tribunal Supremo, pero les va a juzgar la historia y la sentencias de la historia son inapelables", ha sentenciado.

Montoro ha insistido en que no se ha intervenido ninguna competencia de la autonomía y que es un control previsto en la Ley de Estabilidad para evitar que se gaste en un propósito ilegal y para garantizar la senda de control del déficit. Y ha compartido con el diputado que la historia le juzgará, pero también al PDeCAT, ha añadido, por pasar de apoyar la aprobación de la ley de estabilidad y las medidas de liquidez como el FLA a sumarse "a un proceso secesionista completamente ilegal". "Eso van a juzgarles", ha agregado.

«Los vamos a echar»

El portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, se ha mostrado muy crítico también con el control presupuestario impuesto a la Generalitat por Hacienda y las actuaciones contra la organización del referéndum; ha dicho que el Gobierno "se carga los pactos básicos" de la Constitución, "el pacto entre Suárez y Tarradellas", y se va quedando solo. "Los vamos a echar, nos vamos a movilizar como nunca contra ustedes", ha agregado.

El ministro, que le ha preguntado al diputado de qué pacto hablaba, ha insistido en que su departamento cumple la Ley de Estabilidad y que Cataluña sigue siendo uno de los territorios de Europa "más descentralizados". "Ese discurso cuasibelicista, de guerra preventiva y demás sandeces, no tiene contenido", ha añadido Montoro, que le ha preguntado a Domènech qué le molesta de que se cumplan las leyes. "¿Qué le molesta de eso, tan sencillo y eficaz?", ha concluido.

Modelo de certificación

Con la decisión adoptada anoche por Montoro para controlar los gastos en servicios no fundamentales, el Gobierno interviene 'de facto' la totalidad de las cuentas catalanas, ya que el Ejecutivo de Puigdemont tampoco podrá endeudarse a corto plazo sin la autorización del Ministerio. Hasta ahora la autorización del Gobierno solo la necesitaba para endeudarse a largo plazo.

El Ministerio también remitió anoche al Ejecutivo catalán el modelo de certificación que tiene que rellenar y firmar la Intervención General de la Generalitat para poder liberar los pagos de las facturas y las nóminas, un modelo que también se les ha facilitado a las entidades financieras con el fin de que tengan toda la información sobre los requisitos para poder proceder a los pagos.

El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, insinuó ayer que el Gobierno catalán podría pagar las nóminas de sus funcionarios. Sin embargo, fuentes de Hacienda ponían en duda que la Generalitat disponga de tanta liquidez como para realizar esos pagos porque es una comunidad autónoma con muchas competencias al contar con los Mossos d'Esquadra y la transferencia de Prisiones, por lo que la partida es muy elevada.

Fotos

Vídeos