El independentismo reparte miles de papeletas, desafiando a la Fiscalía: «Todo el mundo a la calle hasta el 1-O»

Mientras la ANC y Ómnium Cultural han advertido a Rajoy de que el día del referéndum habrá urnas y millones de votos, Forcadell ha reiterado las comparaciones con el franquismo y ha dicho que ya «ha comenzado la operación 'Tumulto'»

CRISTIAN REINOBarcelona

A una semana del 1 de octubre, día previsto para el referéndum sobre la independencia, las entidades soberanistas de la sociedad civil han vuelto a ocupar plazas y calles en más de 300 municipios de Cataluña para advertir a Mariano Rajoy de que el día del referéndum habrá urnas y millones de votos. Para escenificarlo, la ANC y Ómnium han repartido miles de papeletas.

Las dos entidades secesionistas han organizado la que han calificado como la "Maratón por la Democracia", como respuesta a los "asaltos a las instituciones catalanas y los ataques ataques a la libertad de expresión". Han imprimido y repartido miles de papeletas y han realizado la primera gran pegada de de carteles de la campaña electoral, que está suspendida, como todo lo que tiene que ver con la preparación del referéndum.

El acto más multitudinario se ha celebrado en Barcelona, en la plaza de la Universidad, donde se han manifestado varios miles de personas. En sus discursos, la ANC y Ómnium han desafiado a la Fiscalía, por impulsar una querella por sedición. "Dicen que hemos hecho una llamada a la movilización permanente. Lo volvemos a hacer. Que nadie se quede en casa, todo el mudo a la calle", ha afirmado Jordi Cuixart, presidente de Ómnium. "Nuestra arma más peligrosa son las urnas, las papeletas y los carteles", ha señalado. Y ha avisado: "El franquismo no pudo con nosotros y tampoco podrá el Gobierno del PP".

En la misma línea, Jordi Sánchez, de la ANC, ha advertido a Rajoy que la Guardia Civil no encontrará las urnas y que estas estarán en los colegjos el próximo 1 de octubre. "Iremos a votar, señor Rajoy, y habrá millones de votos", ha asegurado. A su juicio, el Gobierno está "deconstruyendo" el Estado de derecho y deshaciendo los principios del autogobierno de Cataluña, como hacen los "dictadores".

La ANC ha pedido a los manifestantes no caer en las provocaciones, pues a su entender estos próximos días se vivirán "situaciones nada agradables". La presidenta de la Cámara catalana, Carme Forcadell, en el mismo acto ha afirmado que el 1-O hay que ir a votar por la "dignidad de Cataluña y para parar los pies al PP".

«Ha comenzado la operación 'Tumulto'»

La propia Forcadell ha afirmado que ya había comenzado la "operación 'Tumulto'", en referencia a la denuncia de la fiscalía por sedición debido a las movilizaciones en protesta por la operación policial contraria el referéndum; incluso ha dicho que el Gobierno central actúa como en "la dictadura", aludiendo al franquismo.

La presidenta de la Cámara catalana ha asegurado que, "42 años después de la muerte" del dictador, la ciudadanía aún "debe salir a la calle" para defender sus "derechos y libertades", y ha hecho un llamamiento a votar el 1 de octubre en el referéndum convocado por la Generalitat y suspendido por el Tribunal Constitucional.

Luego ha comentado que "quieren hacer ver que aquí hay violencia, pero no la hay, ni la ha habido ni la habrá", y ha pedido que "a cada agresión" se conteste "con firmeza pero con calma, sin caer en provocaciones, porque eso es lo que quieren".

"Somos un pueblo pacífico", ha dicho la presidenta del Parlament, que ha añadido que "quieren acusarnos de sedición" porque "nos quieren en la cárcel, encerrados como nuestros compañeros", pero "no lo conseguirán porque aquí no habrá nunca violencia".

Forcadell ha equiparado el Tribunal Constitucional al Tribunal de Responsabilidades Políticas y al Tribunal contra la Masonería y el Comunismo que operaban durante el franquismo.

"Esto no es un enfrentamiento entre pueblos, estamos todos los demócratas de los pueblos de España luchando por las libertades civiles y los derechos democráticos. ¡Muchas gracias en nombre del pueblo de Cataluña!", ha aseverado Forcadell.

Más tarde, ha pedido que el 1 de octubre "se llenen las urnas de votos". "¡Votad por dignidad, por Cataluña, para parar los pies al PP!", ha dicho antes de agradecer a la ciudadanía que esté "siempre al lado de las instituciones catalanas". Y ha acabado diciendo a los asistentes: "Nos vemos en las urnas".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos