IU insta a Javier Fernández a «liderar la negociación» de la izquierda con hechos

Gaspar Llamazares y Javier Fernández conversan en los pasillos de la Junta. / J. L. CEREIJIDO / EFE

La coalición recibe con optimismo la disposición del presidente a negociar las propuestas conjuntas, mientras la formación morada se mantiene firme en su posición inicial

ANA MORIYÓN OVIEDO.

El mensaje transmitido el pasado martes por Javier Fernández sobre su disposición a aceptar las propuestas que puedan consensuar Podemos e IU -en el proceso de negociación bilateral que ambas formaciones están a punto de iniciar- ha sido recibido con «optimismo» por parte de la coalición, y con mutismo por parte de la formación morada. La coalición vio ayer con buenos ojos que la agenda de negociación entre las dos fuerzas de la izquierda haya servido, al menos, para agitar el árbol del Gobierno del Principado. No obstante, afean al jefe del Ejecutivo que siga sin coger el toro por los cuernos y le recuerdan que debería ser él quien lidere la negociación. «Se le olvida que liderar la negociación es consustancial a su cargo», manifestaron. Eso sí, le piden que se deje de cartas -como la enviada el pasado 30 de junio a las direcciones políticas de Podemos e IU- y que demuestre su disposición a dialogar con hechos. Y en ese sentido advierten de que, el último gesto por parte del Gobierno regional de poner a la venta la empresa pública GTIC (Gabinete de Servicios Técnicos de Inspección de Cables), va precisamente en contra «de los compromisos adquiridos con lo público, con las comarcas mineras y con el Plan de Ciencia, Investigación e Innovación», en palabras de Gaspar Llamazares.

Podemos guarda silencio sobre las manifestaciones de Fernández, y se limita a decir que se mantiene firme en su posición inicial de promover una «acción coordinada» con IU «que permita desbordar lo institucional, superar la parálisis de la FSA, e incluir a toda la sociedad asturiana partidaria de un cambio que supere la inercia a la que nuestra comunidad se ha visto arrastrada», tal y como recoge la misiva que envió esta misma semana a IU para proponer un acuerdo sobre las listas de espera.

Y es que mientras IU busca unir sus fuerzas con las de Podemos para que los 14 diputados que suman ambos grupos parlamentarios fuercen el «giro a la izquierda» del PSOE, la formación morada habla más de convertirse en la «alternativa» al Ejecutivo de Javier Fernández que de presionarle para que acate las propuestas conjuntas que puedan surgir en esta negociación a dos bandas.

«Hipócrita»

El presidente del Principado no tira la toalla e insiste en tender la mano a las dos fuerzas de la izquierda. El pasado martes, durante la visita inaugural a la nueva sede de la FSA, saludó incluso la posibilidad de acatar los acuerdos que alcancen Podemos e IU siempre y cuando sean «asumibles y no desnaturalicen» el programa socialista. «No me parecería mal», llegó a decir. IU ha recibido con satisfacción su respuesta, aunque a la coalición no se le escapa que entra en contradicción con el mensaje que el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, transmitió unas horas antes.

El también portavoz del Gobierno tildó de «hipócrita» la actitud negociadora de IU y Podemos que, a nivel nacional, buscan acuerdos con el PSOE, y en el Parlamento asturiano promueven un frente común. Desde IU atribuyen las declaraciones de Martínez -que ayer fueron de alguna manera suavizadas- al «hermetismo» con el que actúa Javier Fernández incluso con los miembros de su propio Gobierno y, en todo caso, recuerdan al consejero socialista que IU ha respaldado a Javier Fernández hasta el punto de apoyar su investidura.

Más

Fotos

Vídeos