Investigan al presidente de 'La Razón' por una trama de subvenciones irregulares

La UDEF detiene a los directivos de la tecnológica Zed por haber recibido 67 millones en créditos blandos no justificados

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Unidad contra la Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía y la Fiscalía Anticorrupción pusieron ayer en marcha la denominada 'operación Hanta' contra una trama empresarial que habría recibido, sin apenas supervisión, hasta 67 millones de euros en ayudas y créditos blandos del Ministerio de Industria y de otras administraciones públicas por trabajos de I+D que jamás se desarrollaron y que fueron desviados a otras firmas. En el centro de esta red, que habría recibidos fondos sin justificar de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy, está el antiguo gigante tecnológico y de los videojuegos español Zed World Wide, ahora en quiebra técnica y que estuvo participado en un 25% por el Grupo Planeta, y el directivo de este emporio editorial y presidente del diario 'La Razón', Mauricio Casals, acusado de haber intermediado y cobrado para recibir estas ayudas supuestamente irregulares.

La Fiscalía ha pedido la imputación de 19 personas, incluido Casals, que no fue detenido, al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón. El magistrado firmó ocho órdenes de detención, aunque al final solo se produjeron seis arrestos, entre ellos el del fundador y máximo accionista de Zed hasta su quiebra el pasado abril, Javier Pérez Dolset, y la de su hermano Ignacio, creadores a finales de los noventa del popular videojuego 'Comando', que llevó a esta empresa a convertirse en una multinacional valorada en cerca de 1.500 millones de euros, pero que hace un año se declaró en concurso de acreedores.

Según las investigaciones de la UDEF, entre 2010 y 2015, Zed obtuvo, con la intermediación de Casals ante los diferentes gobiernos, ayudas de 67 millones de euros por proyectos de investigación que, en la mayoría de los casos, nunca llegaron a pasar del papel. Es más, la querella de Anticorrupción sostiene que buena parte de ese dinero fue usado por Pérez Dolset y su entorno más cercano (hay cinco imputados de su familia directa) para descapitalizar Zed ya que el dinero fue traspasado de forma fraudulenta a otras sociedades sin que en ningún momento la Administración pidiera cuentas.

Parte del dinero fue devuelto (aproximadamente la mitad, de acuerdo al cálculo de los investigadores), pero el resto ha desaparecido. Al menos seis millones de euros de dinero público habrían sido desviados por Pérez Dolset a Pure Action Sports Europe, firma de su propiedad con la que patrocinó varios campeonatos de kitesurf. Otra línea de investigación de Fiscalía apunta hacia el magnate del petróleo ruso Mikhail Fridman, interesado, con la supuesta connivencia de éste, en hacerse con la tecnológica a precio de ganga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos