La izquierda se abre al diálogo con Barbón, pero pone condiciones

A. S. OVIEDO.

Los grupos de la izquierda en la Junta General, IU y Podemos, recibieron ayer con una mezcla de optimismo y cautela el emplazamiento del nuevo líder de la FSA, Adrián Barbón, a sentarse a negociar. Más contundente se mostró el portavoz de la coalición, Gaspar Llamazares, convencido de que es necesario llegar a acuerdos que permitan «que esta no sea una legislatura baldía». Más tibio, el portavoz de la formación morada, Emilio León, pidió un alejamiento de las políticas de Javier Fernández y puso condiciones para el pacto, sobre todo en materia de lucha contra la corrupción y de apuesta por remunicipalizar servicios.

«Es necesario abrir todos los canales de negociación», dijo Llamazares, partidario de discutir y consensuar una agenda de mínimos en dos capítulos que consideró básicos: el social y el de la transparencia democrática.

León, por su parte, aludió a las «nefastas» consecuencias de los acuerdos de Javier Fernández con el PP y reclamó un viraje claro. Pidió «medidas concretas» frente a la corrupción y defendió la remunicipalización de servicios, citando la ayuda a domicilio en Gijón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos