Javier Fernández aboga por «un proceso paulatino» de descarbonización

Alerta de que, de lo contrario, «se pondría en grave riesgo la industria asturiana» | Respecto al 'Aquarius', reiteró: «Estamos dispuestos a colaborar y nos ofrecemos al Gobierno de España»

Azahara Villacorta
AZAHARA VILLACORTAGijón

El presidente del Principado, Javier Fernández, aseguró esta mañana sobre el proceso de descarbonización «sin dilación» defendido por la nueva ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que se ha manifestado «con claridad desde hace mucho tiempo». «No estoy refiriéndome ahora a la toma de posesión del nuevo Gobierno, a la nueva ministra, sino con anterioridad: tenemos clara cuál es la posición. Un proceso paulatino hacia una generación eléctrica, y, en general, hacia una energía más limpia, pero, cuando digo progresivo, quiero subrayarlo, porque, de otra manera, se pondría en grave riesgo no solamente las propias centrales térmicas e incluso la logística que parte de El Musel, sino el conjunto de la industria española y, en concreto, de la industria asturiana».

El jefe del Ejecutivo autonómico subrayó, además, que esa es la posición que va a defender con firmeza ante el Gobierno central: «He hablado con la ministra ayer mismo y ella conoce mi posición con claridad».

Asimismo, Fernández precisó que, aunque «no solamente Asturias, sino en general España, debe disponerse para esa transición, con mayor sintonía con las exigencias ambientales que vienen para el futuro, una necesidad», de lo que se debe tratar es ahora «es del proceso en el que deben adoptar esa serie de medidas»: «Me refiero a la disminución de las emisiones de CO2, que estaban por cierto pactadas con la Unión Europea, y no voy a abdicar de esa responsabilidad, independientemente de que haya incentivos y esos estímulos que pueda haber para revitalizar el empleo y nuestro tejido económico, pero estoy hablando de Asturias como una comunidad que tiene más del 20% de su PIB vinculado a la industria y no vamos a plantear una desindustrialización cuando ese es precisamente el objetivo que queremos conseguir».

Respecto a posibles compensaciones, aclaró que «los incentivos bienvenidos sean, sobre todo en comarcas que han padecido reconversiones industriales. Pero lo que nosotros pedimos es que todo el necesario tránsito hacia una nueva energía, una nueva economía, necesita tiempo y es el tiempo que nosotros previamente habíamos considerado de acuerdo con nuestros compromisos en la Unión Europea», que «deben entenderse desde un registro temporal del medio-largo plazo».

Y, por si no había sido suficientemente claro, zanjó: «Los acuerdos a los que se había llegado de un 27% de participación de las energías renovables en la energía final en el año 2030 eran, a mi juicio los más adecuados. Ya con el anterior Gobierno se planteaba llegar al 30% y el 35% a mí me parece excesivo. Lo digo con toda claridad».

Más información

Y, aunque dijo desconocer si Teresa Ribera tiene previsto viajar a Asturias, si se refirió a la conversación telefónica mantenida con Pedro Sánchez, sobre la que avanzó que «va a mantener una reunión con los presidentes de las diecisiete comunidades autónomas»: «Por lo que me dijo, se tratará sobre aquellas cuestiones de especial interés para la comunidad, a debatir con el Gobierno. Nos indicó que fuéramos elaborándolas y que estuviéramos en contacto con los ministros, para llevar una agenda en esa primera entrevista con el presidente del Gobierno».

Colaboración para el 'Aquarius'

Respecto al ofrecimiento del Principado para acoger a los migrantes del 'Aquarius', reiteró: «Estamos dispuestos a colaborar y nos ofrecemos al Gobierno de España. Estamos a su disposición en este asunto del Ejecutivo, que es el que debe coordinarlo». Y cambiando de tercio, sobre la situación de la gijonesa playa de San Lorenzo, se remitió a las declaraciones del consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra: «Esa es la posición del Gobierno y es también mi posición».

Nada, en cambio, sobre el fraude a Hacienda del nuevo ministro de Cultura, Màxim Huerta: «Acabo de terminar en el jurado del Premio Princesa de Asturias de la Concordia. Estuvimos toda la mañana hablando de otras cosas. No conozco el asunto y la más elemental prudencia indica que debo enterarme bien y luego pronunciarme, no al revés».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos