Mensaje de Javier Fernández a Rajoy y Sánchez: Asturias no aceptará una «financiación precocinada»

Mensaje de Javier Fernández a Rajoy y Sánchez: Asturias no aceptará una «financiación precocinada»

El jefe del Ejecutivo exige que las autonomías tengan voz e influencia en el debate sobre la reforma del modelo y apela al acuerdo entre territorios afines

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZGijón

Si hay una cuestión estructural que preocupa al presidente del Principado, Javier Fernández, es la reforma del modelo de financiación autonómica. En ese contexto de inquietud hay que leer sus reiterados encuentros de los últimos meses con otros presidentes regionales en busca de alianzas para abordar ese debate con la mayor fuerza posible. Ayer, en la Junta General, Fernández defendió que las comunidades tengan peso e influencia en la discusión para evitar encontrarse con un acuerdo «precocinado en el Congreso» por los partidos.

El mensaje de Fernández tenía miga. No citó a nadie en concreto pero en la mente de todos están los movimientos que se produjeron semanas atrás para abrir la puerta a que PSOE y PP alcanzasen acuerdos en grandes asuntos estatales. Acuerdos a los que los ‘barones’ autonómicos no se oponen siempre que, en el caso concreto de la financiación, se hagan teniendo en cuenta los intereses y prioridades de las autonomías. El «que no nos den un plato precocinado en el Congreso» que Fernández lanzó ayer sonó a aviso a Mariano Rajoy y Pedro Sánchez para que tengan en cuenta esta realidad.

Más información

Defendió el jefe del Ejecutivo la necesidad de tejer consensos con comunidades como Galicia, Castilla y León o Aragón, con intereses comunes en el reparto de los recursos como la necesidad de tener en cuenta en mayor medida la despoblación. Confió en que otros territorios se incorporen a ese consenso ante el riesgo de que se impongan criterios como los que defienden Cataluña o Baleares, partidarias de poner límites a los actuales mecanismos de solidaridad, o Madrid y su apuesta por incentivar la competencia fiscal.

Fue el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, quien sacó a colación la discusión al preguntar a Fernández sobre sus planes de futuro en relación con la reforma de la financiación. Llamazares fue especialmente crítico con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, al que acusó de «dividir» y jugar a dos bandas y plantear para unas comunidades, aquellas en peor situación financiera, la reestructuración de su deuda, mientras que otras tendrían que «contentarse» con el desbloqueo del dinero de la financiación que ahora permanece retenido; son 116 millones en el caso de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos