Javier Fernández no irá al homenaje a Llaneza: «No voy donde no se me aprecia»

Javier Fernández no irá al homenaje a Llaneza: «No voy donde no se me aprecia»
Javier Fernández, durante una de sus intervenciones en el acto de ayer en el Palacio del Conde Luna. / D. A.

La tensión en el PSOE se agudiza y el presidente del Principado anuncia que no acudirá el domingo a Mieres al acto de recuerdo del fundador del SOMA

DANIEL FERNÁNDEZ LEÓN.

Pudo haber una vez un reino llamado FSA, roto entre dos bandos, uno se hacía llamar 'sanchista' y el otro 'javierista', pero que después de unas cuantas batallas sellasen la paz en una última justa en la que el líder de los primeros, Adrián Barbón, tomase las riendas del partido. Quizás como idea literaria podría estar bien, pero vamos, hasta ahí. Porque cualquier parecido con lo ocurrido es pura casualidad. Por mucho que los socialistas asturianos hayan querido trasladar que la paz ha llegado tras las primarias del pasado mes de septiembre, la realidad, tozuda, demuestra que no es así. El partido sigue dividido, roto, y la herida es tan profunda que tardará en cicatrizar, si es que lo hace.

La prueba de que el PSOE asturiano no acaba de coserse la puso ayer sobre la mesa el presidente del Principado, Javier Fernández, cuestionado por el sector 'sanchista' -el que hoy lidera el PSOE federal y la FSA- por su participación en el aquel comité federal del 1 de octubre de 2016 en el que los barones territoriales forzaron la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general e impulsaron la gestora que presidió el dirigente asturiano. Ayer, en León, Javier Fernández, tan poco dado a expresar en público sus discrepancias con el partido, evidenció un poco más la existencia de esa herida en el seno del socialismo asturiano al anunciar que el próximo domingo no acudirá al cementerio de Mieres al tradicional acto de homenaje al fundador del SOMA, Manuel Llaneza, fallecido en 1931. «No voy a ir a los lugares en los que no se me estima o no se me aprecia», dijo el presidente del Principado.

Más información

Javier Fernández, sobrino nieto de Llaneza, se pierde así este acto por primera en 17 años. Y lo hace justo cuando en Mieres, donde reposan los restos mortales del fundador del SOMA y de donde es natural el presidente del Principado, los socialistas se encuentran divididos por la concesión a Fernández del premio Mierenses en el Mundo. Varios exdirigentes locales del partido en Mieres y del sindicato minero criticaron en un grupo de whatsapp esa concesión y propusieron que al acto de entrega no acudiera ningún representante del partido.

En los mensajes, estos ex dirigentes socialistas y del SOMA criticaron las ausencias de Javier Fernández en los actos llevados a cabo en 2017 para conmemorar el centenario de la investidura de Llaneza como alcalde de Mieres.

Y en este clima de tensión, Javier Fernández ha decidido dar un paso atrás. Ayer, en León, no quiso comentar el contenido de esos mensajes, aunque no eludió la pregunta de si acudiría el domingo al homenaje a Manuel Llaneza. Claro y sin dudas, respondió: «No voy a contribuir a nada que divida al partido, ni por supuesto a nada que vaya a envenenar el aire de convivencia y de respeto de la organización. Ahora bien, yo ya no soy secretario general -de la FSA- y no voy a ir a los lugares en los que no se me estima o no se me aprecia; por tanto, no voy a ir».

«Disparates» políticos

El portavoz del grupo parlamentario socialista en la Junta General, Marcelino Marcos, también se refirió ayer a la polémica generada en torno al grupo de whatsapp creado por militantes del PSOE mierense, en el que planteaban boicotear la asistencia a la entrega de la medalla de oro de la Asociación Mierenses en el Mundo, concedida a Javier Fernández. Estas cosas, aseguró, «lo que ponen de manifiesto es que a veces los políticos llegamos a decir disparates públicamente. Imagínense en privado».

Marcos Líndez se mostró convencido de que el PSOE «no va a asumir» vetos ni ninguna iniciativa «que ponga en cuestión la labor de una figura pública, como es el presidente del Principado». El portavoz quiso restar importancia a la cuestión, no sin antes recordar que «todas estas cuestiones que se pueden trasladar o filtrar son muy discutibles».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos