El banco donde Villa y Postigo regularizaron los 1,6 millones «los echó meses después»

Fernández, su abogado, Miguel Hevia, el letrado Díaz Dapena y Ana Boto, ayer, a su llegada al juzgado.
Fernández, su abogado, Miguel Hevia, el letrado Díaz Dapena y Ana Boto, ayer, a su llegada al juzgado. / LORENZANA

La declaración del responsable de la entidad que eligió el exasesor fiscal como primera opción y denegó la operación se retrasa al no encontrarse en Oviedo

CAROLINA GARCÍA OVIEDO.

La jueza del Juzgado de Instrucción número 3 de Oviedo, Begoña Fernández, encargada del 'caso Hulla' que investiga la presunta trama destapada tras la regularización de 1,2 millones de euros por parte de José Ángel Fernández Villa y de 436.000 euros del expresidente del Montepío, José Antonio Postigo, aprovechando la amnistía de 2012, retoma hoy la ronda de declaraciones. A primera hora de la mañana están llamados a declarar en calidad de testigos un directivo de la oficina del banco Santander, la entidad que barajó el exasesor fiscal José Manuel Fernández como primera opción para regularizar el dinero negro -el banco rechazó realizar la operación-, y el responsable del BBVA en el que, supuestamente, se regularizaron los 1,6 millones de euros. Al parecer, solo acudirá al juzgado el directivo del BBVA, ya que el del Santander se encuentra fuera de Oviedo. La regularización de los 1,6 millones puso en el punto de mira la obra de la residencia del Montepío de Felechosa que Postigo ordenó su construcción.

Según declaró el exasesor fiscal, José Manuel Fernández, ante la jueza y los fiscales Anticorrupción, Carmen Cerdá e Ignacio Stampa, fue Postigo quien decidió acogerse a la amnistía fiscal de 2012 y fue él quien preparó el terreno para que Villa hiciera lo mismo. Al exlíder del SOMA-Fitag-UGT le daba igual el banco en el que decidieran regularizar su dinero, solo tenía un petición: que no fuera la Caja de Ahorros de Asturias. La primera puerta que tocaron fue la del Santander, pero algo no les debió de convencer y la entidad les puso más de un escollo que les obligó a cambiar de entidad. Por aquel entonces, el exasesor fiscal conocía a uno de los directivos del BBVA y ahí, según su declaración, se encontraron con las puertas abiertas. Hoy escucharán la versión del directivo que declarará ante la jueza Begoña Fernández y los fiscales Anticorrupción. Según relataron trabajadores del banco fue José Manuel Fernández quien llegó al banco con todo el dinero en un trolley. Recuerdan que la mayoría eran billetes de 500 y 200 euros. Se realizó el ingreso en una cuenta. A partir de ahí, tanto Villa como Postigo utilizaron el dinero regularizado para distintos fines.

Análisis de pruebas

Los abogados de los imputados acudieron ayer al juzgado para el volcado informático

Dentro del proceso judicial, la jueza Begoña Fernández citó ayer a los abogados de los cinco imputados en el 'caso Hulla' -José Ángel Fernández Villa, el expresidente del Montepío José Antonio Postigo, el constructor Juan Antonio Fernández, el arquitecto Manuel Sastre, y el exasesor fiscal José Manuel Fernández- para llevar a cabo el volcado de todo el material informático. Estaban convocados a las cuatro de la tarde, pero no comenzaron hasta una hora y media después.

La fiscal Anticorrupción, Carmen Cerdá y agentes de la UCO, además de los cinco letrados -los imputados el constructor y el arquitecto acudieron junto a sus abogados, Miguel Hevia y Javier Díaz Dapena-, estuvieron presentes en el proceso para verificar que cumplía todas las exigencias legales. Los archivos de los dispositivos informáticos y los correos electrónicos fruto de los registros están guardados en tres discos duros, cuatro lápices de memoria y cinco CD. Ayer comenzó el volcado de los originales en otros discos para enviar a las partes. Estará listo en unos días.

Fotos

Vídeos