La Junta sube el precio del pacto presupuestario y rechaza el ataque del PP a la oficialidad

Diputados del grupo socialista durante la votación de las propuestas de acuerdo en la Junta General./ÁLEX PIÑA.
Diputados del grupo socialista durante la votación de las propuestas de acuerdo en la Junta General. / ÁLEX PIÑA.

Javier Fernández ofrece «mano tendida» a Podemos para aprobar las cuentas de 2018

Andrés Suárez
ANDRÉS SUÁREZOviedo

El debate sobre el estado de la región terminó esta mañana en la Junta General con una conclusión fundamental: el acuerdo presupuestario se vende caro. Aunque es evidente que entre PSOE y Podemos hay una cierta distensión en las relaciones, en materia de propuestas las diferencias siguen siendo muy amplias. Así se pudo constatar en la votación de las propuestas de resolución, en la que los socialistas tumbaron las principales iniciativas presupuestarias del partido morado en materias como educación, sanidad o vivienda.

En contexto

La negociación solo ha comenzado. Ambas partes muestran buena disposición pero el diálogo se atasca al bajar al detalle. Es sintomático, por ejemplo, que el PSOE votase esta mañana en contra de las propuestas de Podemos vinculadas al presupuesto. Es el caso, por ejemplo, de la apuesta por una red educativa de 0 a 3 años pública y universal pero sobre todo gratuita, un requisito imprescindible para el partido morado al que los socialistas, al menos de momento, no acceden.

Con todo, la relación entre PSOE y Podemos dista bastante de la tensión de los dos últimos años y prueba de ello es que el partido morado aprobó el grueso de las propuestas de resolución defendidas por los socialistas. Es verdad, eso sí, que buena parte de las mismas son políticamente inocuas en la medida en que pasan por exigir al Gobierno central medidas favorables para Asturias y, por tanto, era dificil votar en contra.

Al término del debate, el presidente, Javier Fernández, reiteró la oferta de "mano tendida" a Podemos para intentar que las cuentas salgan adelante y poder así contribuir al impulso de la recuperación económica. "No depende solo de nosotros", dijo en referencia a Emilio León y los suyos.

El debate se saldó también sin polémica en cuanto al asturiano. El PP había presentado una propuesta de rechazo a la oficialidad, intentando explotar las tensiones internas del PSOE en este asunto. Pero no hubo tensión. Los socialistas se abstuvieron, conciliando la posición de la nueva FSA de impulsar en un futuro la oficialidad y la negativa del Gobierno a dar pasos en ese sentido esta misma legislatura. La Junta, pues, rechazó el veto de los populares a la oficialidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos